¿De qué va este blog?

Hace unos días en Twitter alguien comentaba con sorna “Aún hay peña que tiene un blog y escribe cosas en él. Comprobado”, a lo que otros respondieron con emoticonos de caras de aburrimiento o “eso debería estar perseguido judicialmente” o “parece algo decimonónico”. No voy a aburrirlos con las respuestas, todas en clave de humor, intuyo. O no. Quién sabe.

Lo cierto es que mi amigo y compi de este blog PabloBarber se topó con ese tuit y, como no tenía suficiente con responder, me lanzó el capote de citarme en Twitter. Barber y yo nos parecemos bastante en muchas cosas; él sabía que entro al trapo ahí donde me llaman… Sé de siempre que una debe medir en qué jardines se mete y en todos estos años lo único que he conseguido es entrar en los jardines que no son enemigos, con lo que evito el trasquilado, más o menos. Al rato también entró en tropel MJLaLirios. Ella le echa ganas y drama también. Es genuina.

Y ahí dijimos nuestras cositas, como si fuéramos una manada de leonas… La cosa no fue más allá: era tarde, debíamos tener sueño y tampoco hubo más respuestas. Pero claro, me quedé pensando. No en lo que podía sugerir el tuit inicial acerca de que los blogs pudieran para algunos ser canales desfasados de comunicación, sino en lo que realmente es este Siempreenmedio.

Ya en el décimo aniversario del blog, en 2018, escribí una parrafada acerca de si tenía o no sentido este tótum revolútum, como se planteaba nuestro compañero JLeoncioG, uno de los impulsores del blog. En si esta bitácora que nació sin grandes objetivos, más allá que el de convertirse en un espacio libre y abierto en el que varios colegas, conocidos y amigos de amigos pudieran lanzar algunas ideas que les rondaban la cabeza, tenía razón de ser.

Han pasado los años. Ya vamos a cumplir 13. Y esto ha sido una montaña rusa maravillosa, porque mucho más allá de lo que mis compañeros y compañeras de blog comenten y digan, que la inmensa mayoría de las veces lo hacen sobre asuntos muy interesantes -otras no, lo reconozco, sobre todo cuando a mí se me bloquea el coco y no tengo nada que decir, pero lo digo, como si de verdad fuera importante-, hemos creado una comunidad paralela que es un termómetro fantástico para saber cómo va el mundo, la vida, el planeta… cómo nos hemos levantado, qué nos pasa, qué le pasa a los demás, qué nos gusta, qué detestamos… y, sobre todo, nos reímos. Nos reímos tanto que solo por eso ha valido la pena. Ha sido tal montaña rusa que unos han venido, otros se han ido, los hay que han regresado… pero independientemente de esos movimientos y su compromiso, estamos, que ya es.

Así que a la pregunta que titula este post, la respuesta para mí es muy fácil: pues de la vida, de nosotros mismos, de todo y de nada. En definitiva, va de aquello de lo que queramos que vaya. ¿Que hay quienes piensan que está demodé escribir un blog? Pues fantástico también. Todo cabe.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s