Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Libros’

No es la primera vez que hablo de este hombre en el bosque. Tengo predilección por él, por sus libros, por la espiritualidad y el reposo que me inspiran y, sobre todo, porque fue un visionario en cuanto a la relación entre el hombre en progreso y la Naturaleza. Esta semana, se ha conmemorado (poco, la verdad) el segundo centenario del nacimiento de Henry David Thoreau , escritor y naturalista estadounidense que presumo no está en nuestros planes educativos, aunque nos haría a todos más felices conocer su filosofía de vida y su obra. Defendió los valores democráticos, luchó contra la esclavitud, estableció una relación personal con la Naturaleza y auguró, hace dos siglos, que el sistema productivo acelerado y masivo nos llevaba a la enfermedad, a la nuestra y la del entorno que nos alimenta.

Y no clamó al desierto desde la comodidad de un ciudadano de posibles, sino que en 1845 se mudó a la laguna de Walden, donde construyó él mismo la cabaña en la que vivió durante dos años, con sus nevadas invernales incluidas. Sus experiencias las recogió en Walden, quizás su libro más famoso, donde reúne las reflexiones que sobre la vida y el mundo le granjeó la soledad buscada en plena Naturaleza. Si hoy levantase la cabeza, estoy segura que Thoreau querría volver de inmediato al bosque, horrorizado de la evolución de la sociedad capitalista más salvaje y de los discursos de aquellos que niegan el cambio climático y el efecto negativo del hombre sobre el medioambiente.

portada de libro Walden de Herny David Thoerau

Portada de Walden, editado por Errata Naturae.

 

 

Read Full Post »

Después de leer tres libros y visionar tres películas, uno espera un buen final. Tras analizar las tres obras de El Señor de los Anillos de Tolkien (si gustan pueden leer los post sobre La Comunidad del Anillo y Las Dos Torres) y sus correspondientes versiones cinematográficas, la primera reclamación que tengo que hacerle al cineasta Peter Jackson es habernos privado de parte del final. Más allá de que los largometrajes hayan exagerado y alargado la relación entre Arwen y Aragon, a la que Tolkien apenas dedica unas sencillas líneas, tres como mucho en total en los tres libros, gracias, en buena parte, a uno de los apéndices que pueden encontrarse en el libro que cierra la saga, El Retorno del Rey, la cuestión es que la última película de la trilogía nos priva del verdadero final de libro, porque, señores y señoras amantes de esta historia fantástica (spoiler), cuando los medianos regresan una vez cumplida su misión principal se encuentran bastantes sorpresas en la Comarca… ¿Intrigados? Pues van a tener que leer el tercer libro, muy recomendable, ya que, además, posee unos extraordinarios anexos que demuestran que El Señor de los Anillos es no sólo una de las obras más importantes de la literatura fantástica, sino la creación de un mundo legendario, con su propia historia, antropología y cronología.

 

 

 

Read Full Post »

No hace falta ser un fanático de El Señor de los Anillos para apreciar la grandeza de este libro (que no trilogía, pues se editó en tres volúmenes por cuestiones de la economía de posguerra en la Europa de los años cincuenta), creada por el escritor británico y filólogo J.R.R.Tolkien. El también profesor creó un mundo complejo, con sus pueblos, tradiciones, razas e idiomas, una realidad difícil de aprehender, por lo que es interesante también conocer los entresijos de su escritura y de las diferentes ediciones, en las que los correctores se empeñaron en cambiar palabras del autor sin advertir que no correspondían al inglés de la época sino a otro lenguaje que había cobrado vida a través de los dedos de Tolkien. Análisis de esta obra hay muchos, pero, por recomendarles alguno, es loable el trabajo, en colaboración con el hijo y albacea del escritor, Christopher Tolkien, la Guía de Lectura elaborada por Wayne G. Hammond y Christina Schull.

El primero de los libros publicado fue el denominado La Comunidad del Anillo y Tolkien les dejó el camino muy fácil a quienes acometieran en la posteridad su adaptación cinematográfica. Bellas ilustraciones, mapas y una narrativa sorprendentemente visual para la época, que facilita la inmersión del lector en la leyenda, tal como la ideó su autor, del grupo de nueve seres que ha de salvar al mundo de la oscuridad y los poderes maléficos del Anillo Único.

De ahí que la película dirigida por Peter Jackson y que en España se estrenó, con el mismo nombre que el libro, en 2001, sea muy similar a la narración de Tolkien, con la salvedad de transformar la frase y media que gira en torno a Arwen, la noble elfa interpretaba por Liv Tyler, en un personaje con presencia y acciones (que no coinciden con las de la novela) en esta primera película sobre el libro. En general, la versión cinematográfica adapta los personas e historias demasiado a nuestra realidad, cunado Tolkien creó un mundo con su propio imaginario colectivo. También deberíamos decir algo sobre el destino de uno de los protagonistas principales pero, para no incurrir en spoilers sobre el análisis de la segunda parte, mejor esperaremos a una nueva entrada en el blog. Que disfruten de libro y película.

 

Read Full Post »

El periodista estadounidense John Grogan alcanzó la fama en su país con las memorias de su familia, integrada por una mujer, también periodista, tres niños y un perro: Marley.  La joven pareja de profesionales liberales decidió adoptar un cachorro de labrador como forma de ralentizar las ganas de ser padres y aguantar un tiempito como felices recién casados. Pero el perro resultó ser más travieso de lo que esperaban y los sumergió en un mundo cargado de constantes aventuras que no siempre traían buenas consecuencias para el mobiliario de la casa, el jardín o algún vecino y transeúnte ocasional. Marley y yo fue un éxito de ventas muy merecido y un libro que consigue que, tanto si tienes perro o no (aunque mucho más si vives con un peludo) sueltes carcajadas a diestro y siniestro, hasta asustar, con toda probabilidad, a los miembros de tu familia. Sonrisas, carcajadas y alguna lágrima (bueno, bastantes), porque la historia de Marley es real y la vida es una tragicomedia.

Marley y yo

El éxito internacional les llegó a Grogan y a Marley con la versión cinematográfica, traducida al español de forma inexplicable como Una pareja de tres y que es una visión edulcorada y superficial de la evolución de pareja que el periodista cuenta en el libro hasta convertirse en una familia numerosa. Nada refleja la película de la difícil conciliación familiar, del trauma del aborto, o de los complicados traslados del domicilio familiar que sí analiza, con un sentido del humor que hace pensar que Marley cayó en la casa adecuada, John Grogan. El largometraje no muestra algunas de las anécdotas más divertidas del perro, pero sí convierte la historia en un melodrama doloroso al final, donde se demuestra, una vez más, que una imagen vale más que mil palabras. Si quieren, vean la película, pasarán un buen rato (y también uno muy malo), pero, sobre todo, busquen el libro y léanlo, porque es una fuente eterna de sonrisas y lágrimas peludas, que querrán recordar o contarle a los pequeños que los rodeen y a las mascotas con las que tengan la suerte de convivir.

 

 

Read Full Post »

Creo recordar que el propio Richard Ford utiliza el término yanki para identificar la percepción que del estadounidense medio tienen los extranjeros, en alguna de las miles de páginas que ofrece en la considerada como nueva trilogía literaria de la cultura americana, compuesta por  El periodista deportivo, El Día de la Independencia (premios Pulitzer y PEN/Faulkner) y Acción de Gracias, tres voluminosos libros protagonizados por Frank Bascombe. Los orígenes de la palabra no están claros y parece partir de los grupos de nuevos colonos ingleses que llegaron a Estados Unidos allá por el siglo XVIII y se instalaron en asentamientos donde dominaban los holandeses, que tradujeron el John habitual por “Jan”. Otros dicen que significa, en un idioma de tribu nativa, “cobarde” pero, una vez leída la trilogía, yo lo traduciría como neurótico, un estadounidense (nacido en EEUU o no) inmerso en el sistema capitalista más exagerado, que intenta dominar las lógicas emociones y pensamientos negativos que le produce trabajar sin descanso para poder comprar productos (hamburguesas, fuegos artificiales para el 4 de julio, coches o casas) que luego no tiene tiempo de disfrutar y que, en todo caso, no duran mucho, bien por sus características de bienes perecederos o porque el mercado te alienta a comprar y vender y luego volver a comprar y vender, como si no hubiera un mañana. Frank Bascombe representa a esa sociedad que se da cuenta de que está inmersa en un sistema que no le conviene pero que no ve una salida, como si ella misma no fuera la creadora del círculo vicioso del que quiere escapar. Más allá de las diferencias culturales, es casi imposible para el lector occidental no sentirse identificado con Bascombe y compañía y descubrirse igual de neurótico que el pobre Bascombe, que percibe la demagogia en la que vive pero no puede sustraerse a ella y termina por alimentarla.

El periodista deportivo, primera parte de la trilogía.

El periodista deportivo, primera parte de la trilogía.

En El Día de la Independencia, Frank Bascome se convierte en agente inmobiliario.

En El Día de la Independencia, Frank Bascome se convierte en agente inmobiliario.

Portada del último libro de la trilogía, Acción de Gracias

Acción de gracias cierra la trilogía del escritor estadounidense Richard Ford.

Read Full Post »

En la Inglaterra victoriana, un hombre intenta abrir una puerta. No es un umbral lógico, es un acceso a algo desconocido y cuyo pomo sólo puede girar el ingenio. En Colapso, otro universo, sus habitantes intentan sobrevivir en medio de la invasión de otra especie, en un planeta oscuro, angosto, asfixiante. Son dos de los ambientes, de los múltiples universos, que el lector puede conocer en Las puertas del infinito, un libro que han escrito dos de los grandes de la literatura española de génPortadaLasPuertasdelInfinitoero fantástico, el tinerfeño Víctor Conde y el vitoriano José Antonio Cotrina. No se trata de aprovechar el tirón de El Ministerio del Tiempo, estas puertas se adentran en conceptos conocidos por los seguidores del género, como el multiverso o la circularidad y conectan con un subgénero literario, el steampunk, que se caracteriza por la localización en una Inglaterra pre tecnológica. Los giros sucesivos en la historia captan al lector, aun cuando sea un novato en las lides fantásticas, y lo atrapan en la evolución de los protagonistas, Riddy y Rebeca de cuya unión, pese a vivir en mundos distintos, dependerá que el fin se desencadene de forma trágica. Ambos tendrán que enfrentarse a lo que esconden las puertas, sin saber si, al otro lado, les espera el abismo.

 

Read Full Post »

 

 

Ven, siéntate aquí

Ven, siéntate aquí

“Un lector es como el sultán de Sherezade. Si se aburre, te corta la cabeza”, le dice a su alumno Claudio el profesor de literatura de El chico de la última fila, recordando el famoso relato de Las mil y una noches. Frente a ese riesgo, el mejor remedio es obvio: contar una buena historia. Y agrega el personaje: “Sin cuentos, la vida no vale nada”.

Guadalupe Royán (Alicante, 1975) nos ofrece su cuello 17 veces en su libro de cuentos Ven, siéntate aquí, y 17 veces sale victoriosa. 17 pequeñas joyas de lo cotidiano que más que leídas piden ser escuchadas, porque las diferentes voces narrativas con las que se cubre la autora convergen al final en una sola, la suya, tan tierna y tan encantadora que uno no puede más que rendirse desde las primeras páginas, imaginarse niña, con la cabeza apoyada en su regazo y sentirse abrigada por sus palabras. Porque este libro también es un viaje, como el de la mariposa monarca, protagonista de uno de los cuentos, aunque nos desplaza por dentro de nosotros mismos, por nuestro yo más melancólico, nuestro yo más complicado y, tal vez, nuestro yo más verdadero. En este campo, huyendo de lo fácil, lo cómodo, parece sentirse cómoda Guadalupe, admirablemente capaz de elegir las palabras más sencillas, la precisas, para guiarnos de la mano a través de las relaciones, que a algunos se nos antojan tan complicadas de describir. ¿Es, entonces, un libro de cuentos de amor? Sí y no. El amor aparece en múltiples formas y es narrado desde múltiples perspectivas y voces y ronda cada página, pero como aderezo a la memoria, la vida, al dolor, al deseo, a los sueños, a las pérdidas, al miedo y al tiempo, que a la vez que envejece también enniñece y nos deja desnudos como ese “niño sin pijama a la hora de dormir” que es una de las imágenes más estremecedoras que puedan describirse.

 

Pero además de los temas, cautiva el lenguaje, tan sencillo, tan desnudo de impostura y tan naturalmente lírico que no encuentra una ni rastro de artificio ni necesidad de demostrar nada, sólo la verdad, la importancia del cuento por el cuento y el deseo de aceptar la invitación y sentarse, con la cabeza en su regazo, a dejar que te cante.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: