Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Política’

Recientemente la cadena de televisión por cable HBO comunicó su intención de producir una serie que trata sobre una ucronía. Este es un término que define a un género de la ciencia ficción en la que se cuenta una historia alternativa; una especie de: “que hubiera pasado si…”. ¿Cómo sería nuestro presente si los nazis hubieran ganado la II Guerra Mudial? ¿O si los republicanos hubiesen derrotado al bando nacional en la Guerra Civil Española? En principio a mí me parece un ejercicio muy interesante y que da pie a análisis sociológicos, políticos, psicológicos…

La serie que planea realizar HBO, de título Confederate, habla de unos Estados Unidos alternativos en los que los confederados (el bando sureño y esclavista) ganaron la guerra civil norteamericana. Pues bien, hay un número importante de personas que piden su cancelación por el tratamiento que se le pueda dar a la esclavitud en ella. Y yo personalmente me pregunto cuándo nos volvimos tontos de remate; tanto como para organizar un boicot contra un producto ficticio aun antes de saber nada sobre él.

Creo que la corrección política se nos ha ido definitivamente de las manos. Nos hemos vuelto absolutamente idiotas si pensamos que una obra de ficción merece ser censurada por tratar un tema que pueda molestar a un grupo de personas, aunque no sepamos de qué manera se va a tratar este tema. Si los grandes artistas del underground levantaran la cabeza…

Read Full Post »

Al presidente de la Federación Española de Fútbol y sus adláteres le han crecido los enanos de su propio circo de la noche a la mañana. Desde hacía tiempo un rumor venía advirtiendo que algo estaba podrido en el reino de Villar, pero parece que nadie quería ponerle el cascabel al gato. Hombre, raro era que dicha Federación, la del circo del pueblo, la que movía o mueve, miles de millones de euros, antes pesetas, estuviera siempre gobernada por el mismo timonel. Parece ser que la perpetuidad de los cargos en pocas ocasiones transparenta una labor clara y cristalina. Y ahora está por demostrar que éste Villar, y nuestro Padrón, no se hayan estado “embostando” desde que el fútbol el fútbol y la tele es tele.

Nuestro Padrón, padre de aquel otro del Canal 7, tampoco parecía un señor demasiado honrado, y digo parecía porque sálveme Dios de estar yo cursando acusación alguna. Resulta que como en cualquier colectivo que se precie en la actualidad empiezan a salir, como setas venenosas, trampas, trampitas y trampones. Otra vez el run run de la corrupción en esta España grotesca que ya barruntaba Valle Inclán en sus esperpentos.

Meses hace que oímos una y otra vez casos de corruptelas, la mayoría de políticos. Ahora les toca a los futbolerrimos gobernantes de la mandanga. Eso sí que es un negocio, alimentado por el sentimiento patrio de los colores y el orgullo españóh.

Pues todo aquello que llamábamos deporte nacional, inflándosenos los cachetes de gloria patria, porque otra gloria no nos queda ya, está teñido también de oscurantismo, enriquecimiento impropio, cohechos, levantamiento de bienes, compra de votos, adjudicaciones a dedo, desvío de ingresos en partidos amistosos, etc, etc.

 

El fútbol de la roja, aquel que todos pensábamos que era el más limpio por ser nacional y trascender a intereses privados, regionales, locales o incluso políticos, resulta que estaba más manchado que limpio.

En definitiva, España, ¿qué es otra rayita más para este tigre?

 

Read Full Post »

Gerzo Gallardo @ Flickr.com (CC BY 2.0)

Gerzo Gallardo @ Flickr.com (CC BY 2.0)

Por canales diferentes, han llegado a mis manos dos textos que me han hecho reflexionar mucho sobre las redes sociales. Por lo que a mí se refiere hablo de Facebook, porque en la práctica estoy ausente de Twitter y de Instagram.

El primero es una pieza de Jason Tanz para la revista Wired en el que se cita un artículo científico de Human Communications Research. El asunto va de la crisis del periodismo y en concreto de cómo se han ido transformado las audiencias. Cito un fragmento literal en mi traducción libre, que resume las conclusiones de la investigación:

La probabilidad de que [los sujetos del experimento] compartiesen noticias políticas en Internet era más alta cuanto más parciales eran y más enfurecidos estaban. Y las historias que compartieron tendían a enfadar incluso más a las personas que las leían. ‘Necesitas ser radical para ganar cuota de mercado’, dice Sam Lessin, ex-vicepresidente de Facebook.

El segundo fragmento es una entrega del cómic The Oatmeal en la que se habla del “efecto tiro por la culata” (backfire effect, en el original). Si leen en inglés sigan el enlace, porque aunque es un poco largo merece mucho la pena. Para los que no hablen el idioma o no tengan tiempo, les hago un resumen apresurado en cristiano:

El “efecto tiro por la culata” es un sesgo cognitivo por el cual nuestro cerebro reacciona cerrándose en banda cuando se cuestionan nuestras “creencias fundamentales” (core beliefs). El término alude a nuestras convicciones ideológicas más íntimas, que parten de nuestra infancia, van siendo modeladas por nuestras experiencias y acaban definiendo nuestra postura en los temas espinosos (política, religión, raza, etc.).

La clave del “efecto tiro por la culata” es que cuanta MÁS información y referencias le aportamos a alguien para tratar de convencerlo para que modifique alguna de sus creencias fundamentales, MENOS probable es que lo haga, porque su cerebro está programado para responder ante esta amenaza intelectual de la misma manera que lo haría ante una amenaza física (por ejemplo, un depredador).

En las palabras de The Oatmeal, de nuevo en mi traducción libre: “Esto se ve agravado en Internet, donde cualquiera puede convertirse en una fuente y todas las desavenencias acaban degradándose hasta que se transforman en una habitación llena de orangutanes tirándose mierda a la cabeza”.

Mis conclusiones:

  1. Si quieren que sus publicaciones se compartan, cabreen al personal. Mi opción es justo la contraria, pero sé que pago el precio de la irrelevancia.
  2. Cuando lean algo que les enfurezca, tómense un segundo y reflexionen. A lo mejor ese tremendo cabreo está justificado, pero también es posible que en realidad esté provocado por una amenaza (justificada) a nuestras creencias fundamentales.

Dicho en román paladino: cuando Facebook les ponga una muleta delante, no entren al trapo.

Read Full Post »

Una mañana reflexiva, de esas de camiseta, pies descalzos y sofá en las que solo suena el tintineo de la cucharilla contra las paredes de la taza de café y de fondo el centrifugar de la lavadora, te sobreviene la indignación en una pelota gigante.

Y es que cada vez tengo menos paciencia, menos fe, menos afecto, más prisa, más desencanto. Más apatía por el sistema político y por la sociedad conformista, más aversión a lo religioso y a esos privilegios materiales que gozan quienes tienen acceso a un dios que yo no veo. Más lástima de tantos compañeros que se van del país sin querer irse, más envidia por los que se han ido queriendo. Más cansancio por quienes me recuerdan eso del arroz pasado y por los que miran con desprecio o con lástima a las que rehuimos de la maternidad. Más ganas de gritar al oído de cada madre y padre que permite a su hijo gritar al mío. Más rabia por esos que critican sin base a la ciencia y dan por infalibles las terapias que suenan a santería barata. Más asco por la corrupción de quienes manejan nuestro dinero. Más decepción por haber idealizado a la sociedad en la que crecía y descubrir que somos la audiencia del éxito de Telecinco y de las políticas de derechas. Más hastío por tanta palabra vacía, tanto piropo de más, tanto Paulo Coelho, tanto frexting y tanta necesidad de aplauso por la autoestima en las redes sociales. Más desconfianza por los mensajes que acaban en “pásalo a tus contactos” o en “tqtqtqtqtq”. Más aburrimiento por los que viven detrás del visillo, los que pelean por sus equipos de fútbol, los que hablan sentando cátedra y replican a cualquier debate con un ‘te equivocas’. Más amargura por tanta violencia machista y más impotencia por leer el machismo en mil pequeños gestos inculcados en la infancia.

bipolar

Un whatsapp me saca de mis pensamientos para devolverme a la comodidad de mi casa, a la estructura de mi día a día y a mi vida de ir pasando de puntillas sobre las cuestiones muy profundas. Contesto una flamenca, me termino el último sorbo de café, pongo un temazo en mi spotify y a preparar la fiestita de esta noche, que me van a pillar con estos pelos.

No nos dejamos indignar, y así nos va.

Read Full Post »

Si eres del Madrid tienes que ser facha, español hasta las trancas, has de preferir el resultado favorable al buen juego, confiar en tu equipo hasta el sobradismo y manosear el señorío. En cambio si eres del Barça has de ser independentista catalán, de natural pesimista, poseer un ADN especial que te obliga a sobar la pelota de un modo preciosista aunque no ganes y tener valors, pero no en bolsa.

Si eres catalán eres soso, trabajador, agarrado y sudas pa amb tomàquet (y eres del Barça, és clar). Si eres canario eres carnavalero, pausado, vives en la playa y tienes leche con gofio en lugar de sangre.

Si eres de izquierdas has de ser abortista, perroflauta, ateo y pobre. Si eres de derechas tienes que ir a misa los domingos, montar una empresa, saber manejar el dinero y tener una casa grande en la que poder criar bien a tu familia numerosa. Y no puedes ser joven y de derechas igual que no puedes ser un señor mayor con rastas. Y no puedes pedir que, ahora que ETA ha dejado de matar, sus presos puedan volver a cárceles de Euskadi sin mearte en las tumbas de las víctimas. Como tampoco puedes pedir un referéndum sin querer romper España ni preferir que gane el No sin ser españolista.

Es bastante fácil.

El día a día es básicamente un pasillo de IKEA lleno de paquetes bien precintados donde todos los tornillos están contados. No se escapa nada. Las explicaciones, bien claritas, te llevan a buen puerto si las sigues a pies juntillas. Si no es así, el horror. Yo qué sé, un culé gaditano afiliado a las Nuevas Generaciones del PP. O un obrero merengón de Santa Coloma de Gramenet. O, Dios nos libre, un cura socialista de Teguise intolerante a la lactosa y el gluten.

Igual que si terminas la cajonera Malm y te sobra un trozo de chapa, cuando te encuentras con estos engendros solo puedes exclamar: ¿Por qué? E igual que en atención al cliente la respuesta más frecuente es el silencio.

Porque ¿qué puede ser lo próximo? ¿Un musulmán que no sea machista ni terrorista? ¿Un inmigrante que no sea un vago que, a la vez, me robe mi puesto de trabajo? ¿Un niño que les pida una muñeca a los Reyes Magos? ¿Una niña futbolista? Sí, claro, y un mueble de IKEA personalizable. No hija no. Orden, señores, ¡orden!

paquetesimeone

Lo admito, esta foto simplemente pretende atraer a curiosos. Pero paquete, paquete tiene.

Read Full Post »

Asimetrías

Mi cuerpo, como este país, renquea por la izquierda.

En el parietal de babor tengo un bache que parece un asesinato frustrado à-la-trotskienne. Si al camarada le dieron matarile con un piolet, conmigo parece que se quedaron a medias: en vez de una trepanación tengo una abolladura.

Durante años mi madre me llevó a un dermatólogo decrépito, al que le daba por frotarme ungüentos sobre el asunto. Lo bautizó con un latinajo que lamento no recordar y el hombre se pasaba las tardes rascándome el desperfecto con la uña culera.

Al cabo de un tiempo el bache seguía como al principio y la solución fue cambiar de dermatólogo. “Es un defecto de fábrica”, soltó el nuevo. Y se acabó el problema, que no el hundimiento.

En el parvulario pisé un lápiz y del resbalón me fui contra la esquina de una mesa (ya se imaginan, en aquel entonces no había cantoneras de goma EVA). Fue antes de que tuviera memoria, pero lo certifica una avenida calva que me cruza la ceja del lado que ya se imaginan. También de aquella época son mis torpes coqueteos con el fútbol de patio, que me machacaron la rodilla correspondiente. Hoy me cruje de una manera muy curiosa.

Si la simetría es sinónimo de salud, que dice la ciencia, la cosa no pinta bien. A la diestra, estoy intacto. A la siniestra, contrahecho. Como este país, ya les digo.

Read Full Post »

Nelson Benitez @ Flickr.com (CC BY-SA 2.0)

Nelson Benitez @ Flickr.com (CC BY-SA 2.0)

En el asunto de los pactos, tú y yo tenemos el acuerdo bien cerca. En el Ministerio del Sexo, tan importante para nuestra cohesión territorial, hemos por fin ajustado las frecuencias. El acuerdo incluye la reserva perpetua sobre cuál de los dos le pedía más al otro.

Nuestra sintonía es también total a la hora de proponer un drástico recorte de la descendencia. Tampoco hay nube que ensombrezca nuestra saludable alternancia en el mando de la tele. Y la posición de nuestras respectivas bancadas en la cama no suscitan ninguna discrepancia.

El pacto está ya lo suficientemente maduro como para ir pensando en convocar a la prensa, así que cerremos ya los flecos que nos separan (la temperatura del aire acondicionado y el destino de las vacaciones de Semana Santa) para poder anunciar por fin nuestro programa de gobierno.

Ten en cuenta, eso sí, que en política nada es inmutable. Si la niñera me sigue poniendo ojitos, no te garantizo agotar la legislatura.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: