Se vive así

Lo que sucede es tan triste, nada para explicar. Pero quién lo va a hacer si la gente es así de idiota. Todos tenemos una misión, quiero creer a veces, fuimos puestos sobre la faz de la tierra para hacer algo.
​A ver, ahí vamos. En otros tiempos, quizás la carta de presentación era lo que sabías hacer. Una habilidad, un logro, algo que sentías que era lo que querías decir de ti, la parte constitutiva y más auténtica de tu ser.

Pero.

Después pasó el tiempo, la gente va corriendo de acá para allá, hay que pagar la luz y lavarse los dientes y aparcar el coche y twittear alguna idiotez. Se vive así.

​Y entonces.

Ya no hay ningún logro, ni una pequeñísima habilidad. No sabes tocar el ukelele ni hacer una tarta, ni siquiera sabes hacer el pino. Y en el lugar donde debería ir el logro pusiste una privación. Eso es lo que sucedió.
​Vas a cualquier lugar y alguien cuenta que no come queso, ni leche, ni huevos, otro dice que hay que tomar café descafeinado y cerveza descervezada; alguien corre quince kilómetros al día descalzo y si le preguntas por qué corre quizás sonría, apenas, pero no te puede contestar porque ni él lo sabe; el de más allá siempre está cansado porque su empleo no le deja tiempo para existir. Un sucedáneo de la religión y no mucho más que eso, el horror de estar vivo, desesperación al natural.
​Ya está, eso es todo lo que quería decir. Reemplazaste algo que sabías hacer por una privación, por algún sufrimiento. Por eso ya no te ríes nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s