Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ropa’

Deberías sacarte más provecho. Estás despeinada. ¿Por qué no te maquillas? Estás flaca. ¿Has engordado? Mira a ver, igual ahora te vas a desbaratar. ¿Cómo que no te gusta ir a comprar ropa? Tienes que cuidarte más. Pero si es sólo un animal. A mí no me vengas con esos de fuera, yo no puedo hacer nada. ¿Por qué te afliges? Idealista. Demagoga. Podemita. Roja. Anarquista. Ignorante. Sabionda. Tonta.

Etiquetas y más etiquetas que me caen encima como barrotes cada día. Mi jaula es un sistema que fomenta una sociedad que castiga la empatía y que lucha porque nadie intente salirse de la corriente. Mi jaula, aunque tiene la puerta abierta, me retiene a base de presión publicitaria, de educación mal entendida, de aislamiento, del refuerzo positivo que se le da a un perro cuando cumple las expectativas del dueño. Desde mi encierro sigo escuchando las mismas frases, a veces sonrío por dentro y las espanto con las manos. Otras, me clavan sus espinas tan dentro que me cuesta quitármelas. Pero aquí seguimos, acumulando fuerzas para cruzar la puerta abierta, desplegar las alas y alzar el vuelo sin que me importen lo más mínimo las etiquetas.

©Perenquen23.

Read Full Post »

Prendas

James Willamor @ Flickr.com (CC-BY-SA)

James Willamor @ Flickr.com (CC-BY-SA)

Atrincherado e inmóvil en una esquina del mostrador, a Eva le pasó desapercibido durante un buen rato. No sólo porque era la esquina más alejada de la puerta y quedaba medio en penumbra, sino también porque aquella jornada la lavandería burbujeaba de clientes.

Faltaba apenas una semana para la romería, así que a la rota habitual de divorciados en busca de plancha se unía un desfile de trajes típicos de toda clase y condición. Oscurecido por la marabunta y los chorros de vapor, el pibe resultaba poco menos que invisible. Llevaba una bolsa azul de tela abrazada sobre el ombligo y se mantenía tan quieto como una tortuga al sol.

Cuando reparó en su existencia, hubo dos cosas que le llamaron la atención. Una que viniera sin su madre, a cuyo muslo derecho lo recordaba siempre pegado. Y la otra que, camuflado en su parálisis, dejara que todo Cristo se le colase.

Mientras tomaba nota del resto de pedidos, a Eva le dio por repasar mentalmente su historial de cliente. El traje premamá de cuando sólo era un proyecto. Los patucos que trajo su abuela, hinchada de orgullo. Los baberos estucados de manchas imposibles. La ropa de portero con el nombre de Iker Casillas. Y el traje azul marino de la Primera Comunión.

Fue entonces cuando sus ojos se encontraron y se hicieron cómplices. “No me atiendas todavía”, gritaron en silencio los del pibe. “Entendido”, respondieron los de Eva buscando el suelo. Supo así que la bolsa azul cargaba un juego de sábanas salpicadas de vida. Y suspiró pensando en lo rápido que pasa el tiempo.

Read Full Post »

No salgo de mi asombro desde hace unos días, justo cuando me tropecé con este folleto en las redes sociales. Sí, es de Cáritas, por si se les ha abierto la boca y no consiguen cerrarla, como a mí, porque hablamos de una ONG que diferencia “personas en general” de “gitanos” y que se dedica, entre otras muchas cosas que desconozco, a ayudar a personas con dificultades y en situación de exclusión social.

cartel cáritas

Rápidamente llegaron las justificaciones y las disculpas de la entidad en A Coruña, autora de este terrorífico folleto (igual pensaron que los gitanos son de Gítaner, un planeta de ese universo infinito). Que la nota era de hace 15-20 años fue la respuesta que dio el máximo responsable provincial de Cáritas. ¡Oh, cielos! Si metes la gamba a lo bestia, por lo menos búscate una mejor respuesta. Que no digo que no fuera cierta, pero es de esas explicaciones que resultan peores que el propio error.

Hay situaciones en las que, al menos a mí, no me valen las disculpas, porque hablamos de actitudes, no de errores. Esta nota me habla realmente de beneficencia y no de solidaridad, de que la sociedad se divide en gente pudiente que ayuda a la gente pobre en un acto caritativo −como donar ropa−, en vez de en colectivos que luchan por hacer una sociedad más igualitaria, independientemente de su posición económica, raza, tendencia sexual o religión.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: