Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Animales’

Podría empezar diciéndoles que he padecido varias enfermedades de cierta gravedad durante mi vida, más que nada para evitar las críticas ya de antemano. Pero no lo voy a hacer. Voy a decir que yo no quiero que nadie sufra para que yo pueda curarme de cualquier patología que padezca en el futuro. No deseo que ningún animal se inocule de enfermedad en un laboratorio para experimentar primero lo que luego, de todas formas, tendrá que probar un ser humano. Entiendo que durante siglos la única forma de progresar en el ámbito médico fue la experimentación con animales, porque no disponíamos de otras herramientas, pero hoy, la ciencia ha avanzado lo suficiente como para decir ¡basta ya! o, como mínimo, para reducir las pruebas en otros seres vivos que no sean los destinatarios de los tratamientos. Yo no soy seguidora de The Big Bang Theory pero una de sus protagonistas, Mayim Bialik, a la que sí reconozco por encarnar a Blossom, lo explica en este vídeo bastante claro (para los  que hablen el inglés, lo siento pero no he encontrado versión con subtítulos al castellano). Yo no soy científica, así que desconozco si estos mitos sobre los que habla Bialik son tales o no, pero, sea como sea, entiendo que la tecnología ha avanzado lo suficiente como para dejar de utilizar a los animales en las investigaciones médicas y agradecerles así todo lo que tantos ejemplares de diferentes especies han hecho por nuestra salud hasta ahora.

Read Full Post »

20161019_161905_resized

Hace unos días recibí un mensaje de mi hermana muy apenada porque su querido “Neno”, un labrador de siete años, estaba muy malito. No se sabía lo que tenía. Lo habían llevado varias veces durante aquella semana al veterinario dándole distintos diagnósticos dependiendo del día en que lo llevaran y de quien lo atendiera. Mi hermana le había hecho un seguro al animalito para tener consultas incluidas y una serie de servicios más que, en un principio, parecían muy ventajosos.

Le mandaron distintos antibióticos al animalito. El sábado el perro se ponía peor a pesar del tratamiento, decidiendo finalmente mi hermana llevarlo a un hospital veterinario especializado.

El perro escapó por los pelos, en el centro no se explicaban cómo era posible que no le hubieran hecho al animal un simple análisis de sangre que hubiera detectado la fuerte infección que tenía y poder ponerle el tratamiento acorde a lo que realmente le estaba afectando. El perrito estaba rechazando el tratamiento que le habían mandado anteriormente, se encontraba totalmente deshidratado y con unos niveles tan bajos de todo que le faltó el canto de un duro para no superarlo.

Imagínense el disgusto de mi hermana, de mi cuñado y de mi sobrino viendo tremendo panorama. A día de hoy todavía se están recuperando del susto y el perrito continúa en fase de recuperación aunque fuera de peligro.

A mi personalmente me parece muy heavy todo lo que ha pasado, la negligencia de los anteriores veterinarios y la sensación de impotencia que genera a las familias este tipo de situaciones pero… ¿no les suena esto de algo?, ¿no les parece que esto es muy similar a lo que se da día a día en hospitales, centros de salud y demás?, ¿que en muchas ocasiones nos encontramos indefensos y sin nadie que nos explique qué fue lo que pasó y por qué las cosas salieron mal?.

En este caso tenemos un final feliz ya que Neno se está recuperando y podrá seguir jugando y siendo feliz con su familia que lo adora, pero ¿cuántas veces estas situaciones no han llegado a buen puerto?, ¿cuántas veces nos hemos tenido que lamentar por una negligencia médica o un mal diagnóstico que no se ha podido corregir a tiempo?.

Tenemos muy buenos médicos en la Sanidad Pública pero también existe una deshumanización importante que al final hace que uno se sienta como un cacho de carne que pasa por una silla, con suerte por una camilla y al que no se atiende como se le tiene que atender. Un poquito más de atención a la persona y a los síntomas que refiere puede hacer que no nos equivoquemos en el diagnóstico, solo se trata de prestar un poco más de atención. Sabemos que la Sanidad Pública deja mucho que desear y que gran parte de la culpa es de nuestros gobernantes, pero las personas acuden al médico para que les ayuden a solucionar sus problemas y no tienen culpa tampoco, por lo que solo pido un poquito de por favor.

Read Full Post »

A punto de finalizar el año 2016 los medios de comunicación se llenan de resúmenes de los últimos doce meses. Datos estadísticos sobre cómo nos ha ido la vida a los seres humanos. Apenas encontrarán datos de qué ha pasado con los animales, esos seres vivos que comparten planeta con nosotros. Continúan, en cambio, existiendo unos “locos” muy sanos, que sacan adelante, con múltiples problemas económicos, los santuarios. En ellos, ejemplares de diferentes especies, a los que sin duda les ha tocado la lotería, viven felices, cuidados, alimentados en cuerpo y alma, porque los trabajadores de estos pequeños paraísos les ofrecen un cariño que esos animales es probable que nunca hubieran experimentado antes. Uno de esos lugares es el Santuario Gaia, sobre el que ya he hablado en alguna ocasión en este blog.

El último rescate que han realizado sus fundadores se llevó a cabo justo en estas fiestas navideñas, cuando acudieron a salvar cuatro ovejas que iban a ser enviadas al matadero por haber cumplido seis años y bajar su producción. Una de ellas, Nazareth, ha resultado estar embarazada. Si aún no disponen de calendario para 2017, pueden adquirir el que han realizado en el Santuario Gaia, con unos modelos de extraordinaria belleza, y contribuirán así a ayudar a sus habitantes. Como hito del año quiero destacar el reencuentro entre Helga e Isaac, madre e hijo, del que pueden disfrutar en este vídeo. ¡Feliz Año Nuevo, para todos los seres vivos!

Read Full Post »

Vivo en una confusión constante. Supongo que yo y el resto de la humanidad, pero las dudas de las que hablo se refieren a nuestra relación con la comida y, de forma especial, con la forma en la que la producimos. Llevo un tiempo en el que me debato entre las ganas de dejar de comer animales y la comprensión de que nuestro mundo dista mucho de permitir que ser vegetariano sea una elección, puesto que miles de personas mueren de hambre cada día y resulta hasta snob, al pensar en ellos, plantearse ningún debate sobre la carne y el pescado. Sin embargo, si queremos equilibrar este planeta nuestro nos vendría muy bien analizar, de forma tranquila y sin extremismos, qué dieta debería predominar en el primer mundo para no explotar los recursos naturales ni basar nuestra relativamente cómoda existencia en la pobreza de otros.

En 2007, el fotógrafo, escritor y monje budista Matthieu Ricard se hizo famoso por ser declarado el hombre más feliz del mundo. Asesor personal del Dalai Lama, científicos de una universidad estadounidense estudiaron su cerebro durante años para llegar a dicha conclusión. Ricard es feliz. A principios de este mes de noviembre, comenzó a viralizarse un vídeo de este monje budista en el que explica por qué es vegetariano. En él dice que “el consumir carne demuestra otro nivel de egoísmo en relación a nuestros semejantes”. Suena duro, sí, pero ese egoísmo lo demostramos cuando no queremos mirar de frente cómo se cría, alimenta y mata a los animales para que nosotros podamos escoger impolutas bandejas de carne en el supermercado. Pero la muerte nunca es limpia. Yo no he abandonado aún ese camino egoísta, pero empiezo a creer que si lo consiguiera, como en el caso de Matthieu Ricard, sería feliz.

 

Read Full Post »

Llevo un tiempo intentando reducir mi consumo de carne, debatiéndome entre el amor por los animales y mis necesidades alimentarias particulares. Hasta el momento, y desde el respeto a las opiniones diferentes, siempre acabo en el mismo punto: la crítica a nuestros sistemas de producción actuales. Una vez pasadas las generaciones que tuvimos la suerte de convivir con animales de todo tipo, hemos escondido las granjas y los mataderos para olvidarnos de que la muerte es parte de ese proceso que nos lleva a comprar una bandeja de carne en el supermercado. Desterramos el dolor, el hacinamiento y el engorde artificial para no tener que pensar más allá y, además, para tirar cada día comida en diferentes establecimientos, porque no podemos esperar por los productos, sino tenerlos a granel en las estanterías. De nuevo, como en tantas cuestiones sociales, es fundamental la educación. Hace unos años, cuando comencé la carrera universitaria me sorprendió que una compañera me dijera que nunca había visto una gallina con vida. Sentí mucha pena por ella. Tantos años después me entero por Santuario Gaia que hay centros escolares que enseñan a los niños la vida que surge de unos huevos en una incubadora para luego matar a los pollitos el mismo día. No es esa la educación que yo quiero para los niños de mi mundo y no debería extrañarnos que cuando crezcan consideren que hasta sus mayores somos objetos de usar y tirar.

Queridos niños, los pollitos salen de los huevos, sí, pero no de una incubadora artificial, sino del calor de sus madres, las gallinas. Y si en tu colegio te enseñan algo así, pregúntales qué van a hacer con los pollitos y no dejes que les hagan daño. Ya que los adultos no te han enseñado el amor a los animales, sé tú el profesor por esta vez.

 

 

Read Full Post »

Es uno de los momentos más importantes de una vida. Cuando tras años de trabajo llega el momento de la jubilación. Algunos no consiguen acostumbrarse al nuevo ritmo, otros están deseando obtener al fin la mayor recompensa: tiempo libre. No sabemos qué pensará Nala de su reciente jubilación. Sí nos imaginamos que ahora disfruta más de la manada que compone su familia, aunque tenga que soportar los juegos y travesuras de tres bulldogs francés, del pastor belga Anker, que ahora patrulla las calles, y del jovencísimo Gramo, que comienza la andadura del adiestramiento y que, de momento, adora morder la cola de Nala.

nala1

Se calcula que Nala puede tener unos nueve años, como buena fémina prefiere ocultar su edad real… Fotos cedidas por David Padilla.

El pasado 28 de septiembre, con motivo de la celebración patronal de San Miguel Arcángel, Nala se jubiló con honores en un acto de la Policía Local de San Cristóbal de La Laguna celebrado en el Teatro Leal.  Acompañado del que es sin duda el amor de su vida, David Padilla, que apostó por ella, la rescató de Valle Colino y la adiestró para que formara parte de la Unidad Canina adscrita a la URSI (Unidad de Refuerzo al Servicio e Intervención) de su municipio. Nala se convirtió en una detectora de estupefacientes al servicio de los ciudadanos y obtuvo la familia que se merecía y que supo ver su valía. Ahora, es la primera de un proyecto innovador en Canarias, que galardonará a todos aquellos animales que por enfermedad o edad avanzada deban jubilarse de la Unidad Canina y que lo harán con el honor que han defendido en las calles. Una de las prioridades de este especial departamento es que se prioriza que su integrantes sean de segunda oportunidad, esto es,  que hayan sufrido el abandono y que pasen a pernoctar con su adiestrador los 365 días del año. Nala tuvo la suerte de que el policía David Padilla, al que sólo basta escucharle unos minutos para saber que adora a su “familia peluda”,  se cruzara en su camino. En realidad, ella fue quien nos dio una segunda oportunidad a nosotros, una sociedad que la había abandonado , y que, en cambio, recibió su trabajo en favor de su seguridad. Ojalá Nala tenga una plácida y larga jubilación con su manada.

 

Read Full Post »

Yo no puedo alegrarme de ninguna muerte. Ni humana ni que afecte a cualquier otra especie animal. Sí, sé lo que están pensando, incluido cucarachas y otros animales menos agraciados. Me apena muchísimo que un joven de 29 años como el torero Víctor Barrio haya muerto en una plaza, en lo que se supone era una tarde de ocio. Pero también me indigna que el toro Lorenzo, que forma parte del espectáculo sin que nadie le haya podido preguntar si quiere hacerlo, y mucho más que, por una tradición, que puede cambiarse al tiempo que el ser humano se supone que evoluciona, la ganadería del astado deba acabar con la madre del animal y toda su familia. Parece que la madre del toro, Lorenza, ya había sido sacrificada días antes por cuestión de edad. En realidad, de toda esta polémica, que ha derivado ya en denuncias, encuentro varias barbaries juntas. Que haya personas que decidan utilizar las redes sociales para insultar al torero muerto y a su familia me parece una barbarie, pero también creo que lo son las corridas de toros. Que los amantes de los animales decidan aplicar odio en vez del amor que profesan a los seres vivos es un error garrafal. Vayan desde aquí mis condolencias para esa familia que sufre por la muerte de su ser querido y por la polémica que se ha suscitado en estos días. Correspondamos con amor al odio, es el único antídoto posible. Y demos voz siempre a los animales, denunciemos su maltrato y quejémonos, de forma civilizada, de que la muerte de un animal nunca es un espectáculo, es un horror, una lamentable acción en contra de otro ser vivo, que nunca estará en igualdad de condiciones porque su naturaleza genética no tiene escrito que deba combatir en una plaza frente a un ser humano y que, si gana el lance, su vida y la de toda su familia estará perdida. Nunca me cansaré de decir que, como mal menor, en Portugal los toros son un espectáculo, sí, pero en el que el toro no puede morir al final. Puede que como personas que nos llamamos civilizados sigamos evolucionando hasta que ya no haya público que quiera acudir a un espectáculo que se cobre la vida de animales y de seres humanos. Pero esa batalla no se gana con insultos, sino con templanza y educación.

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: