Eso somos

Hijos de emigrantes que en el pasado se asentaron en Venezuela critican en las redes sociales la presencia en el campamento de Las Raíces de inmigrantes magrebíes que han traído a Canarias las redes mafiosas para cumplir su sueño de echar raíces en Europa y conseguir un futuro próspero para sus padres e hijos.

La Casa Real anuncia que la Princesa de Asturias cursará Bachillerato en un internado de Gales mientras su tío, el Duque de Palma, empadronado en Ginebra, brinda con cava para celebrar su cumpleaños y su recién estrenado régimen de semilibertad en un Centro de Inserción Social de Alcalá de Henares, donde participa en un programa para reeducar a condenados por corrupción y delitos económicos.   

El argentino Leo Messi, mejor futbolista del planeta y también el mejor pagado, es tentado para abandonar el Barça por el PSG francés (presidido por el multimillonario qatarí Nasser Al-Khelaïfi), para que lidere al equipo galo metiendo goles con balones de la multinacional alemana Adidas, fabricados por mano de obra barata en la ciudad de Sialkot, de la provincia de Punyab, al norte de Pakistán. Mientras tanto, ambos -deportista y club- acallan sus conciencias y lavan su imagen promoviendo y publicitando acciones solidarias para recaudar fondos a beneficio de colectivos desfavorecidos en África, a través de sus respectivas fundaciones que, por cierto, desgravan a Hacienda. 

Un expresidente de un presunto país chiquitito, requerido por la justicia española y con residencia en Waterloo (Bélgica), paga propaganda política a través de empresas de Estonia para tratar de favorecer a los partidos independentistas en las elecciones catalanas del 14-F.

España y el Reino Unido, que nunca se han puesto de acuerdo sobre Gibraltar, aprueban que El Peñón se integre en el espacio Schengen, lo que supone acabar con la dichosa Verja, justo cuando entra en vigor el Brexit por el que los británicos abandonan la Unión Europea.

Bruselas sopesa adquirir la vacuna rusa contra la Covid-19 para combatir las cepas británica, sudafricana y brasileña. Portugal deriva pacientes con coronavirus a Alemania y Austria, que en su día también acogió a infectados de Francia, Italia y Montenegro. Entre tanto, la exitosa campaña de vacunación de Israel insufla grandes esperanzas de acabar con lo que Trump y otros cuantos tolais siguen denominando ‘el virus chino’.    

El Gobierno de Biden insiste en reclamar a Gran Bretaña la extradición a Estados Unidos del australiano Julian Assange para que rinda cuentas por el escándalo de las filtraciones de WikiLeaks, que actualmente cumple condena en la cárcel inglesa de Belmarsh, tras permanecer varios años en la embajada de Ecuador en Londres para evitar un juicio por violación en Suecia.     

Compañías de tecnología punta japonesa desarrollan novedosos sistemas de seguridad para la banca internacional con el fin de poner a raya a los delincuentes que se lucran con el viejo fraude del lazo libanés en los cajeros automáticos.

Incautos y codiciosos neoburgueses de todo el mundo siguen cayendo en el timo de las cartas nigerianas, mientras voluptuosas jovenzuelas con pinta de modelo quieren ser mis amigas en Facebook y Twitter, atraídas, seguramente, por mi irresistible encanto personal.  

Para lo bueno y para lo malo, estamos conectados de un punto a otro del planeta. Basta con repasar los titulares de la prensa de cada día para comprobar que vivimos en un mundo globalizado.

Somos hijos de la globalización. Eso somos. Y, aunque algunos se empecinen en hacernos creer lo contrario, dependemos los unos de los otros; nos necesitamos. Por eso, nuestra mayor riqueza y lo que nos hace avanzar es la unidad, la colaboración, la mezcla. Por favor, que no se nos olvide nunca.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s