Aplausos sí, pero también apoyo real

Llevamos unos días en los que el deporte femenino es protagonista (¡por fin!) de los medios de comunicación, gracias a éxitos como el bronce obtenido por la Selección Femenina de Baloncesto en la reciente Copa del Mundo celebrada en Tenerife. Este empuje creo que ha hecho que, de pronto, nos enteráramos que existe una piloto, Ana Carrasco, que ha ganado el campeonato del mundo de Supersport 300. Menos conocido ha sido el quinto mundial de windsurf de Iballa Ruano. En todo caso, las medallas y títulos conseguidos merecen los aplausos y alabanzas, pero debemos ir mucho más allá. Me alegró oír al ex futbolista y actual comentarista deportivo Michael Robinson, del que nadie puede decir que no conozca y ame el deporte, afirmar que estaba muy bien aplaudir, pero que de nada servía si luego no apoyábamos a las deportistas en su día a día y en asuntos tan importantes como la maternidad y la conciliación familiar.

La Asociación para Mujeres en el Deporte Profesional denuncia con frecuencia las cláusulas ilegales anti embarazo que incluyen muchos contratos y apoya las acciones emprendidas por deportistas como la ciclista Leire Olaberría. Además, las futbolistas españolas están inmersas en el proceso para negociar el primer convenio colectivo de la historia (sí, y estamos en 2018), así que hay muchos temas sobre los que debatir y en los que apoyar además de aplaudir. Tenemos claro que los patrocinadores buscan visibilidad y que hoy por hoy ésta la poseen casi en exclusiva los hombres. Es tiempo que los prejuicios que rodean a la mujer en el deporte queden enterrados en el pasado y que se les dé la visibilidad que se merecen a nuestras deportistas. Con su presencia en los medios de comunicación, con el conocimiento de sus historias deportivas, estoy segura que cada vez más patrocinadores verán rentable su inversión en ellas. El camino está lleno de obstáculos pero la meta es clara: beneficios económicos más justos y derechos laborales que cumplan con las leyes de igualdad.

Necesitan nuestro aplauso, pero también nuestro interés por ellas el resto del año. Basta con teclear sus nombres en el buscador de vez en cuando, compartir en redes sociales sus luchas y logros y preguntar a los medios de comunicación, a través de sus canales de contacto, por ellas, cuando no encontremos referencias sobre su trabajo.

La Selección Femenina de Baloncesto celebrando uno de los puntos anotados.
Imagen extraída de seleccionfemenina.feb.es.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s