Consejos para usar redes sociales y no parecer idiota

Aquí van algunos consejos para usar las redes sociales de una manera responsable y evitar acabar pareciendo un idiota. Escritos sin orden concreto y con algo de mala leche:

  • Lo más importante es tener en cuenta que las redes sociales son herramientas y que depende de cómo las usemos podrán sernos de mucha utilidad o una completa pérdida de tiempo.
  • Aplique a las redes sociales las mismas normas que aplicaría en su casa o en la calle: tenga cuidado con quién interactúa, a quién deja entrar, comentar y publicar, a quien acepta como amigo, qué grado de privacidad desea tener (la privacidad es controlable, busque y experimente con las diferentes opciones).
  • No piense que todo lo que circula por las redes es cierto, ni mucho menos. Si le llega una foto o una noticia, mire siempre quién es la fuente; investigue haciendo una búsqueda en Google para ver si la información es cierta o no. Si la noticia aparece en otros medios (mucho mejor si se trata de medios conocidos y contrastados) puede compartirla y comentarla con relativa tranquilidad; en caso de que parezca ser falsa, reporte la publicación. El mejor algoritmo contra las fake news y la posverdad es nuestra propia responsabilidad ante la información que nos llega.
  • Si comparte algo que se confirma que es falso deberá hacer algo al respecto: Si es en Facebook edite su publicación y advierta (a ser posible en mayúsculas y de manera destacada) que lo que contiene es falso; pida disculpas por ello, no pasa nada por equivocarse, pero hay que aceptarlo. Si se trata de Twitter, como no permite la edición de los tweets, lo mejor es borrarlo y escribir otro advirtiendo de las razones del borrado. De nuevo, discúlpese. en serio que no pasa nada y ayuda a la convivencia.
  • No crea que debe comentar y discutir cualquier cosa que vea en redes solo porque usted no esté de acuerdo. Hay personas con las que se puede argumentar, personas que no atienden a razones sino a sus propios prejuicios y personas que solo quieren ver arder el mundo. Además no es obligatorio intentar todo el rato rebatir y mucho menos ridiculizar opiniones ajenas.
  • Si discute con alguien, recuerde que las opiniones que no están argumentadas con datos solo son eso: opiniones. Todo el mundo tiene una, y no por eso deben ser respetables. Y eso incluye también a la suya propia. Si va a discutir, apóyese en datos. Si la otra persona no hace caso de los datos, abandone la discusión. No tiene sentido discutir con idiotas ni convertirse en uno.
  • Identifique las falacias, para no caer en ellas. En este enlace tiene una web que le ayudará con eso. Caer en una falacia echa por tierra su argumento.
  • Don’t feed the troll. Esta es una de las frases más viejas de internet. No alimente al troll. El troll es esa figura de las redes que vive para crear controversia y discusión solo por diversión. No alimente su ego y su necesidad de atención. Aprenda a identificarlo y evite la confrontación.
  • En caso de que su perfil se llene de gente indeseable, que insultan, menosprecian y no argumentan, hay unas opciones que se llaman bloquear o dejar de seguir que están hechas precisamente para eso.
  • No use la opción de bloqueo de manera indiscriminada para no leer o ver a gente con la que no está de acuerdo o que tiene una ideología contraria a la suya: solo dejará ver su propio sectarismo. Son opciones que hay que usar con mucha responsabilidad.
  • Tenga en cuenta la burbuja informativa: Esta es la burbuja en la que nosotros mismos nos metemos cuando solo seguimos o tenemos como amigos a gente o medios que coinciden con nuestras opiniones o ideología. De esta manera solo tenemos acceso a una visión limitada de los hechos, pero no estamos abiertos a otras opiniones o maneras de ver las cosas. Es muy importante que esta burbuja sea lo más abierta posible a opiniones contrarias. no tiene ningún sentido práctico limitarse a escuchar o leer a los que tienen su misma opinión. Eso denota narcisismo o miedo a estar equivocado.
  • Aprenda a diferenciar la información de la propaganda. Todos los medios tienen ideología, no se sorprenda ni se indigne por eso. Algunos lo llaman línea editorial, pero es afinidad ideológica. Es inevitable. La imparcialidad y la neutralidad no existen en el periodismo. Lo que se debe exigir a un periodista es honestidad. Que las noticias que ofrezcan estén contrastadas, bien redactadas y sin asomo de partidismo, revanchismo o apologías. Es necesario seguir a medios de diferente ideología, pero también es muy sano no seguir ni leer panfletos que únicamente sirven a sus propios intereses y que colaboran a la proliferación de noticias falsas.
  • Respecto a los medios también es importante aprender que una cosa es una noticia y otra muy distinta una columna de opinión: la noticia cuenta un hecho; la opinión únicamente es la visión personal del autor sobre un hecho, y no tiene por qué tener razón (lo mismo pasa con su propia opinión).
  • No dé por sentado que una persona está de acuerdo con el contenido de una columna de opinión solo porque la comparte en sus redes. A veces esa persona solo quiere dar a conocer opiniones contrarias como un sano ejercicio de pensamiento crítico.
  • Cuide su ortografía. Una mala ortografía es el síntoma visible de un problema grave en la educación básica de su país, pero socialmente le resta credibilidad.
  • No se ofenda por lo que ve en las redes. Si algo no le gusta, no lo vea ni lo comparta. Y ya está. Si cree que se trata de algo ilegal, denúncielo a la policía. Recuerde que la ofensa es algo muy personal, y no a todos nos ofenden las mismas cosas. Que a usted le ofenda algo no quiere decir que los demás debamos compartir esa ofensa o estar de acuerdo con usted.
  • El humor es ficción. Métase eso en la cabeza. Igual que siempre ha habido películas o novelas con personajes y escenas machistas o racistas, también hay chistes con personajes así. El humor puede ser bueno y puede ser malo. Lo importante es saber identificar cuándo acaba el humor y empieza la burla o el desprecio. Me remito al punto anterior.
  • Finalmente, procure ejercitar la autocrítica: no piense que lo que usted cree es lo correcto y que los que opinan diferente a usted están equivocados. No piense que lo que hacen los suyos siempre está bien, pero que lo que hacen los otros siempre está mal.

Edito para añadir un nuevo punto:

  • Cuando le llegue una noticia, lea el cuerpo de la misma y no solo el titular antes de compartirla, evitará llevarse disgustos si tiene dificultades para detectar la ironía o el titular simplemente es engañoso.

Siguiendo estos consejos, hará de las redes un lugar más sano y habitable. No espere que las empresas hagan ese trabajo por nosotros. La responsabilidad es principalmente nuestra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s