Basura tuya y mía, basura nuestra

Andamos preocupados todos por las llamadas microalgas que se desplazan por toda la costa privándonos del refrescante baño en este verano que parece que va a romper todos los registros de calor conocidos. Hay colectivos y particulares que, aprovechando este fenómeno, reivindican una mejor gestión de los residuos que se lanzan al mar y que exigen responsabilidades políticas por los vertidos sin depurar en unas islas que soportan una población de 2,1 millones de residentes y 15 millones de turistas. Todos consumiendo a la vez, todos generando residuos sin control. Al menos, así lo veo yo cada día en mi entorno, donde cada vez hay más plástico, más envoltorios, más cartones y más envases por todos lados.

Preocupan las microalgas y los vertidos al mar, los peces y la salud de las personas. Se organizan movilizaciones, manifestaciones, concentraciones, asambleas ciudadanas, debates en los bares, en la calle, en la prensa, peticiones de comparecencia en el Parlamento, plenos extraordinarios en los ayuntamientos.

Hace un mes la asociación Promemar, que se dedica a limpiar los fondos marinos de Tenerife, realizó su última limpieza. Recogió en el muelle pesquero de Puerto de la Cruz, 300 kilos de basura. No solo han limpiado ahí. El año pasado, dicen los de Promemar que sacaron del agua 10.240 kilos de basura, solamente en Tabaiba, las Galletas, Marina de Tenerife, Valleseco, Las Teresitas, Puerto de la Cruz y Los Cristianos.

Hoy leo en La Opinión que la empresa de aguas de La Laguna retiró 161 toneladas de residuos de la depuradora de la Punta del Hidalgo el año pasado, que la proliferación de plásticos y toallitas en las aguas hacen necesaria la limpieza dos veces al mes.

Precioso todo…

Yo no sé si algún colectivo o persona particular se va a manifestar. A mí no me ha llegado ningún watshapp convocándome, no he recibido fotos de los desaprensivos que están atentando tan claramente contra nuestro entorno, no me han metido en ninguna cadena de mensajes pidiendo responsabilidades.

Lo lamento, de verdad. Queremos todos los derechos pero no los deberes. Normal, con lo incómodo que es eso,  con el calor que hace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s