El DNI

dni-electronico
Este DNI es falso. Lo que abajo se cuenta es totalmente real.

¿Recuerdas dónde estabas el 22 de diciembre de 2015? Yo tampoco. En cambio G recuerda bien haber pasado parte de ese día ayudando a sus padres con la decoración navideña en su casa de Tenerife. Recuerda bien que había vuelto hacía un tiempo a vivir con ellos tras quedarse en paro. Y también recuerda bien otras cuantas cosas más.

Ese día, en Valencia, una mujer accede en su teléfono móvil a la app del BBVA y autoriza un pago de 300€. Al poco tiempo, en Madrid, alguien consulta en su teléfono móvil el código que le envía el BBVA y, en un cajero automático de la entidad, retira los 300€. El dinero constituye el pago por un perro, comprado a través de la web milanuncios.com. El perro nunca llega a Valencia, si es que el perro anunciado existió en algún momento.

Aquí es donde las historias de G y el perro del anuncio convergen: la mujer de Valencia, viendo que sus 300€ han desaparecido sin mascota que los sustituya, denuncia al anunciante. El anunciante es un número de móvil en la web. Y ese número de móvil está a nombre de G. G nunca ha tenido perro. G tiene móvil, sí, pero otro. G no ha puesto ningún anuncio en internet. G no estaba en Madrid el 22 de diciembre de 2015.

Cuando meses después G recibe la denuncia llama a la compañía de telefonía. Allí le comunican que el móvil es de prepago. Que se compró online desde Madrid. Que cualquier persona con los datos de un DNI puede comprarse un móvil de este tipo. Que no hace falta más identificación.

¿Recuerdas cuántas veces has fotocopiado, escaneado, adjuntado tu DNI? G y yo tampoco.

A partir de aquí la historia se me vuelve borrosa: G denuncia una suplantación de identidad, presenta su declaración por escrito a la juez de Valencia, pide que se llame a la compañía de telefonía que genera esa duda razonable, que se investigue (tiene testigos) dónde estaba ese 22 de diciembre de 2015 en que se cobró el dinero, que se audite su cuenta bancaria, sus ingresos… Nada de eso parece ser tenido en cuenta. La juez lo declara culpable, el recurso reafirma el veredicto, no se ha acreditado suficientemente la inocencia.

Fíjate tú. Un 22 de diciembre de 2015 estás colgando bolas en un árbol de Navidad y al rato tienes antecedentes por estafa. Y todo sin salir de casa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s