Factor humano

Lo único que queda, lo que único que vale es el factor humano. Y perdón por vestir con ropaje de concepto del mundo del bisnes (‘factor humano’) a algo tan incardinado en la esencia social. Nuestra capacidad de conectar con otros, y rememorar con agrado esos momentos, es lo único que queda, lo único que vale. Y perdón por vestir con ropajes de concepto místico (‘conectar’) a algo tan incardinado en la esencia personal.

Me ha dado por reparar en esto durante dos visitas consecutivas a la isla de La Palma, tras cruzarme con gente que hace su trabajo y algo más; ahí, en ese ‘algo más’ indefinido y nebuloso, reside el factor humano.

telephone-1822040_1920

Deambulaba por el pueblo de Tijarafe cuando me topé con una exposición de imágenes y versos; y con estas palabras: “al corazón conviene estremecerlo”. Así es: de las tantas formas de estremecimiento que puedan imaginarse, una de ellas es sin duda relacionarnos con personas que portan ese ‘algo más’ indefinido y nebuloso.

Otro verso rezaba algo así como: “pides / pero ¿qué ofreces?”. En la gente que ofrece ese ‘algo más’ sin pedir nada a cambio reside lo único que queda, lo único que vale. Estoy convencido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s