Así nos va

Una mañana reflexiva, de esas de camiseta, pies descalzos y sofá en las que solo suena el tintineo de la cucharilla contra las paredes de la taza de café y de fondo el centrifugar de la lavadora, te sobreviene la indignación en una pelota gigante.

Y es que cada vez tengo menos paciencia, menos fe, menos afecto, más prisa, más desencanto. Más apatía por el sistema político y por la sociedad conformista, más aversión a lo religioso y a esos privilegios materiales que gozan quienes tienen acceso a un dios que yo no veo. Más lástima de tantos compañeros que se van del país sin querer irse, más envidia por los que se han ido queriendo. Más cansancio por quienes me recuerdan eso del arroz pasado y por los que miran con desprecio o con lástima a las que rehuimos de la maternidad. Más ganas de gritar al oído de cada madre y padre que permite a su hijo gritar al mío. Más rabia por esos que critican sin base a la ciencia y dan por infalibles las terapias que suenan a santería barata. Más asco por la corrupción de quienes manejan nuestro dinero. Más decepción por haber idealizado a la sociedad en la que crecía y descubrir que somos la audiencia del éxito de Telecinco y de las políticas de derechas. Más hastío por tanta palabra vacía, tanto piropo de más, tanto Paulo Coelho, tanto frexting y tanta necesidad de aplauso por la autoestima en las redes sociales. Más desconfianza por los mensajes que acaban en “pásalo a tus contactos” o en “tqtqtqtqtq”. Más aburrimiento por los que viven detrás del visillo, los que pelean por sus equipos de fútbol, los que hablan sentando cátedra y replican a cualquier debate con un ‘te equivocas’. Más amargura por tanta violencia machista y más impotencia por leer el machismo en mil pequeños gestos inculcados en la infancia.

bipolar

Un whatsapp me saca de mis pensamientos para devolverme a la comodidad de mi casa, a la estructura de mi día a día y a mi vida de ir pasando de puntillas sobre las cuestiones muy profundas. Contesto una flamenca, me termino el último sorbo de café, pongo un temazo en mi spotify y a preparar la fiestita de esta noche, que me van a pillar con estos pelos.

No nos dejamos indignar, y así nos va.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s