La publicidad del futuro

¿Cuánta publicidad ves en televisión? Supongo que te pasará como a mí, cada vez menos y es que las nuevas formas de consumir este medio nos facilitan evitar los anuncios. En nuestros días, es habitual ver una serie o una película a través de la televisión a la carta, por nombrar sólo una forma de disfrutar de estos productos, ya que nos permite ver el capítulo o la película de un tirón. El hecho de  saltarte los 6 minutos, como mínimo, de cada bloque publicitario en medio de tu serie favorita hace que merezca la pena esperar un ratito y utilizar la opción de ‘ver desde el inicio’ o ‘grabar todos los capítulos’. Y esto lo hago yo, aquella que disfrutaba casi más con los anuncios que con los programas que ofrecía el llamado “medio rey” y que ha  adorado esta forma de comunicación desde niña, así que me hago una idea lo que supone para todos los demás disponer de esta posibilidad.

Me he dado cuenta de que en  los dos últimos años he visto más publicidad a través del Facebook que a través de la televisión.  No creo que esta sea la solución al problema porque, evidentemente, esto ha ocurrido porque me encanta la publicidad y sigo muchas páginas dedicadas a este sector, así que es lógico que los anuncios y lo que se dice de ellos estén siempre presentes  mi muro. Desde luego es una manera muy cómoda de consumirlos, sólo veo lo que yo quiero, cuando yo quiero y a través del dispositivo que yo quiero.

Al resto de personas no tan interesadas en esta industria, también se llega, pero sólo con los anuncios que se hacen virales en las redes sociales que, por otra parte, cada vez son más. Las marcas que pueden hacen grandes producciones, cuentan historias que llegan al corazón, son capaces de hacernos empatizar con sus protagonistas y nos conmueven hasta el punto de querer compartir esos sentimientos con nuestros seguidores. Aunque claro, los anuncios pueden ser de cualquier parte del mundo, lo mismo vemos los de unos grandes almacenes ingleses que los de una marca de fideos chinos. El caso es que queda a la elección del consumidor, somos nosotros los que decidimos qué ver y cuándo hacerlo, con lo que pierde eficacia para los anunciantes.

Se lleva tiempo hablando de una nueva forma de vender espacios en televisión que ya está dando sus primeros pasos, la publicidad programática que, tal y como explican en este artículo, se trata de un formato publicitario parecido al que se emplea en Internet, los anunciantes eligen a quién quieren llegar y, a través de un algoritmo, se relaciona a unos con otros. “Todo está automatizado y todo es mucho más preciso. No se compran cosas genéricas sino elementos específicos y concretos”. Según un estudio realizado por Zenith se prevé que este tipo de publicidad crezca un 31% durante este año, por encima de la publicidad en Internet.

No les cuento nada nuevo, esto es así e irá a más. Como casi todo lo relacionado con los medios de comunicación, a la industria publicitaria no le queda otra que reinventarse o morir y esto último no creo que suceda en un futuro cercano, pero mientras tanto sigamos demandando buenos anuncios, de esos que nos hacen disfrutar, al menos a mí…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s