Estela

Sé que ya lo he dicho antes (ver Laia Donantes), pero no me canso ni quiero hacerlo: en mi trabajo vivimos de las ganas ajenas. De sus ganas de ayudar, de sus incansables ansias de mejorar y mejorarnos, de todos los euros que arañan con constancia e ilusión. Muchos de ellos son padres que han perdido a sus hijos  por culpa del cáncer y quieren que otros padres sigan desconociendo qué pasaría si les tocara a ellos. No tienen miedo de aceptar que la investigación es lenta y puede que no vean sus frutos. Realmente, ya no tienen miedo de nada.

Estela es una de ellos. Aunque no una más. Es pequeña, pero no para quieta. Cada martes nos visita, cada martes nos agradece y cada martes nos pregunta algo para seguir aprendiendo. El nombre le viene que ni pintado: Estela es el rastro que deja tras de sí en el agua o en el aire un cuerpo en movimiento, Estela es la señal o rastro que deja una cosa o un suceso, Estela en catalán es casi “estel”, estrella.

No diré más, porque ella lo explica todo mucho mejor que yo.

(Los vídeos están en catalán, pero activando los subtítulos se entienden perfectamente. Y vale la pena el esfuerzo)

Es importante la implicación de la sociedad en la investigación en oncología infantil

Los amigos son un puntal muy importante durante un proceso de larga enfermedad

Cuando pierdes un hijo ya no vuelves a ser la misma persona

Gracias, Estela.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s