Brotes

amanecequenoespoco.es
amanecequenoespoco.es

Como muchos otros, me considero amanecista.

La benemérita literatura de Saza, el imperialismo naif de Gabino Diego, los diálogos en sidecar de Luis Ciges y Antonio Resines, las homilías musicales de Manuel Alexandre, la maternidad excesiva de Chus Lampreave… Sería difícil quedarse con un personaje o con una escena.

Uno de mis favoritos es Ferrán Rañe, el hombre plantado. Tan desvalido y tan mudo al principio, tan mutilado y tan cojo al final. Me conmueve su cara de desorientación permanente, su humanidad tan ajena a lo humano.

En estos días húmedos, en los que la isla reverdece, me acuerdo mucho de la peli y de él. Supongo que no he perdido la esperanza de encontrar a un tipo brotando entre los tréboles.

Por otra parte, intuyo que este invierno resultará propicio para las criaturas hipogeas, porque confluye la lluvia con la ruptura del pacto. Dicen, de hecho, que los primeros cargos de confianza empiezan a sacar sus naricitas entre los cascajos. Que los asesores mediocres trepan ya por las paredes de los ayuntamientos. Tras algunos años de sequía, ha llegado su momento. Más temprano que tarde serán regados con los reboses del próximo pacto en cascada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s