Machismo olímpico

Creí que lo de la lista de las “buenorras olímpicas” que cierto medio cambió después por “olímpicas más atractivas” cuando le arreciaron las críticas era solo el producto de la mente calenturienta de cierto jefecillo rancio que se excitaba viendo cuerpos femeninos con cualquier excusa.

Captura de pantalla 2016-08-22 a las 21.11.32

Sin embargo, a medida que transcurrían estos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro empezamos a darnos cuenta de que el jefecillo calenturiento no estaba solo en su hazaña, tenía otros aliados en la prensa internacional.

Y así, de pronto, en las semanas que ha durado un evento tan importante como el que hemos vivido estos días y que ha arrojado grandes éxitos para el deporte femenino era difícil no leer que los oros, platas o bronces de muchas de ellas se debían a la perseverancia de sus entrenadores, o que “la mujer de” tal deportista conseguía subir al podio (curiosamente, ella también deportista, vaya por dios) o que las deportistas del equipo sueco eran “las bellezas nórdicas, rubias” o a saber qué otro adjetivo.

Captura de pantalla 2016-08-22 a las 22.03.35
Titular del diario latinoamericano Olé.

tweet

Hasta el punto ha sido el bochorno, que otros medios vieron la oportunidad de recopilar las machistadas más sonadas. La articulista Barbijaputa se atrevió acertadamente a escribir un texto mofándose de todo ese lenguaje sexista que usan esos jefecillos calenturientos. ¡Mi aplauso! A veces solo viéndolo escrito es como nos damos cuenta del ridículo más espantoso que hacen algunos al ensalzar los éxitos femeninos no por la valía deportiva de muchas mujeres sino por sus cualidades físicas.

Incluso un estudio de Cambridge University Press pone en evidencia cómo de las mujeres olímpicas se resaltan su estado civil, su apariencia física o su edad, mientras que de los hombres se destacan valores como la fortaleza física o la habilidad y pericia en el juego.

 

Pero ya la gota del cinismo la vemos en esa misma publicación inicial que hablaba de “buenorras” y que días después dedica un artículo a analizar el machismo que aún persiste en los JJOO, como si no fuera con ellos. ¡Ole ahí!

Poco más tengo que aportar. He aquí otro buen resumen que edita en vídeo El Huffintong Post en su página de Facebook. Yo me voy a acostar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s