La digestión

aguaWALLPAPERSOK.COM
Mójate antes la nuca y las muñecas, miniño (wallpapersok.com)

De un tiempo a esta parte parece que es importante dejar que los niños se aburran. A mí me van a disculpar los especialistas, pero no termino de entenderlo. Sé que tengo edad para ser padre, pero como no lo soy y la memoria aún no me falla, en este tipo de situaciones siempre tiendo a ponerme en el lugar del niño que fui en vez de en el padre que no sé si seré.

Yo me he aburrido mucho. Sobre todo en verano. Yo podría haber sido campeón del mundo de la desidia y el tiempo perdido. Yo podría haber rellenado toda la programación veraniega de varias cadenas de televisión con realities basados en mis andanzas en el sofá. Porque yo soy de la generación de las tres horas de digestión. Mi madre las cronometraba. Tres horas exactas entre la última miga y el primer chapuzón. Mi madre señalaba en la playa al señor al que se llevaba en camilla la Cruz Roja y, con voz engolada y ojos fuera de las órbitas, silabeaba alto y claro: COR-TE-DE-DI-GES-TIOOOÓN. Y a mí no me gustaban ni el Tour ni las siestas, Internet era un proyecto (americano), los libros caros, la tele sosa y el calor apabullante.

Si hacemos caso al artículo enlazado al principio del texto yo ahora sería un adulto creativo, un tipo “flexible cognitivamente, tolerante, creativo y, por tanto, más resolutivo”. Seamos honestos, todas esas horas sudadas sobre la funda del sofá esperando poder bajar a la piscina, como mucho han inspirado este post. Y mucho me parece. “Aburrirse desarrolla la autonomía personal, el pensamiento propio, la imaginación… Si un niño se aburre y nadie le dice qué hacer, él mismo acabará dando con una forma de entretenerse”, dice otra parte del texto. Discrepo. Mirar el segundero con angustia no es lo que yo llamo entretenerse. Sin un mísero helado que echarse al cuerpo (“¡Que se te corta la digestión!”). Lo único bueno que tenía el aburrimiento es que, más tarde que temprano, acababa. Bueno, eso y que al final te acostumbras.

Porque ahora mismo, mientras lees esto, lo más probable es que esté haciendo la digestión (últimamente estoy siempre haciendo la digestión). E intentaré hacerla dentro del agua, porque ser adulto tiene sus ventajas, mientras me aburro, me aburro mucho.

Y eso es bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s