Un examen para el voto

Uno crece creyendo en la justicia del sistema democrático. Todos somos iguales para decidir acerca de las condiciones que atañen a nuestra sociedad. Sin embargo, cuando vas madurando te planteas que esa premisa puede no ser cierta.

Hace un par de tardes con unos amigos entre cervezas y picoteo, salió a debate por qué hay exámenes hasta para cortar jamón en la charcutería y no hay un examen para votar. La idea es simple, un examen tipo test con diez preguntas sencillas de cultura general sobre, por ejemplo, los rasgos de lo que se conoce como política de izquierdas y de derechas, puntos de los programas electorales de cada partido, algo de historia de España y del mundo, no sé… algo que garantice cierto compromiso con el porvenir del país.

De esta manera, cada voto valdría la nota sobre diez, 7/10, 3/10, luego, los que más se hayan informado serán los que mayor peso tengan para decidir quién gana las elecciones. Yo confiaría en ellos.

AG - ELECCIONES 26J - 09Foto: Co’report

Hay quien puede pensar que es discriminatorio, pero se trata de información al alcance de todo el mundo. Algunos dicen “ahora ya va poca gente a votar, si hubiera que hacer un examen, no iría ni Dios”, y eso reduciría el número de votantes a aquellos realmente implicados que pasen por las urnas a invertir sus diez minutos con ilusión y con criterio. Se evitarían esos casos de ancianos manipulados que llegan a los colegios con sus sobres cerrados sin saber qué papeletas llevan. La medida sería interesante por impulsar de alguna forma que la gente se informe un poco en este país de Sálvame en el que las razones que da un obrero joven para haber votado al PP son el culmen del desconcierto: “total, salgan los que salgan, van a robar igual”, “con tal de no tener que hacer cola en el mercado para ir a comprar leche, ¡oíste?”.

Entonces la reflexión obligada es que ser cateto es una opción, no un defecto de nacimiento ni una condición de ser pobre. Hay que trabajar más por la educación, por que se aproveche el smartphone para leer un poco más que titulares de prensa en Facebook. Por eso la otra tarde, entre cañas y picoteo, la conclusión fue que este tipo de personas no tiene que dar lástima en el sentido electoral, tiene que dar miedo, porque ahora mismo, sin examen, su voto ha contado 10/10. Igual que el resto.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s