Padre coraje contra las pseudociencias

Burjassot: "Primera localidad libre de pseudoterapias". No a las falsas terapias.
Petición de la APETP en Change.org

“Mario dejó de  estar con nosotros en este mundo como consecuencia de dos cosas. Una fue la leucemia. Otra, que una persona que se le presentó como profesional de la medicina le dijo que le iba a curar con  «medicina naturista y ortomolecular». El hospital Arnau de Vilanova le hizo a Mario una coherente propuesta de «sesiones de quimioterapia y trasplante de médula ósea», pero Mario, desorientado (un chico con veintiún años a quien le dicen que tiene cáncer) hizo caso a quien creía un entendido en medicina naturista.

Este señor metió miedo a Mario con la quimioterapia, diciéndole que no aguantaría  más  sesiones, y tras dejarse el tratamiento del hospital y seguir con el «tratamiento» de aquel, en unas semanas le volvió a rebrotar la leucemia. Mario tuvo que ingresar otra vez en el Arnau de Vilanova.

Por favor, poneos en el lugar de un chico que desestima un tratamiento científico porque un «médico naturista» le va a tratar la leucemia (él creía que lo era y así se lo decía a los amigos) y tiene que volver a las quimios, pinchazos en la arteria, transfusiones de sangre, miedo, desconcierto, etc., sin ya nada que hacer, porque al no seguir el tratamiento en el momento adecuado la leucemia rebrotada se complica enormemente… «Papá, me he equivocado», me dijo. «No, hijo», le contesté. «No te has equivocado. Te han mareado la cabeza», por no decirle en un momento tan triste para él: «te han engañado»”.

Mario falleció. Un chaval de 21 años. Este es el testimonio de su padre, Julián Rodríguez, que el año pasado creó la “Asociación para proteger al enfermo de terapias pseudocientíficas” (APETP).

Esta asociación tiene cuatro objetivos fundamentales:

  1. Que las personas que no tengan estudios médicos acreditados por organismos oficiales, no puedan ofertar a enfermos la aplicación de terapias curativas , y que toda terapia aplicada esté contrastada científicamente.
  2. Que cualquier persona o entidad que anuncie sus servicios para la curación de alguna enfermedad pueda demostrar con datos objetivos, el éxito de su línea de curación, evitando así el fraude.
  3. Trabajar para potenciar la cultura de prevención de enfermedades en la sociedad, y la responsabilidad del propio paciente ante su enfermedad.
  4. Trabajar para potenciar en la sociedad un pensamiento crítico y científico, y así evitar posibles manipulaciones de pseudocientíficos.

Julián es un valiente. No puedo imaginar su dolor al pensar que Mario podría haberse salvado si hubiese seguido con la terapia médica (lo otro no puede llamarse más que engañifa). Tras crear la asociación, en su afán por  intentar evitar que se repita, Julián ha dado otro paso: proponer que Burjassot sea el primer municipio libre de pseudoterapias. Les animo a que firmen, porque por algo hay que empezar.

Sólo espero que esta era de irresponsabilidad e ignorancia dé paso a otra de entendimiento y pensamiento crítico para que sus hijos e hijas no estén a merced de vulgares estafadores que sólo quieren su dinero.

Anuncios

2 comentarios

  1. […] Los que hacemos divulgación somos hormiguitas. No nos paga ninguna multinacional malvada (es lo que espetan muchos de quienes no aceptan nuestros argumentos). Y es muy triste que se nos acuse de tener intereses ocultos: nuestros intereses están claros y expuestos a la luz. Solo queremos que la gente sepa. Que tengan la información. Y que no se dejen engañar, porque a veces hay consecuencias muy graves. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s