La era de los datos

Estamos en la era de los datos. Nunca antes habíamos estado tan llenos de ellos, nunca habían sido tan accesibles ni tan necesarios. Los datos no mienten, no tienen posiciones políticas, ni intereses, ni se les puede comprar. Pueden estar manipulados, lógicamente, pero los que no lo están, los que han nacido de una investigación rigurosa y comprometida, son una mina de sinceridad.

Por eso, ahora que en el periodismo cada vez tendemos más a usarlos, a hacer minería de datos, a contar historias muy interesantes a través de ellos, no entiendo cómo no están más presentes en nuestra vida.

Yo no quiero ver ningún otro debate en el que se hablen de datos sin citar las fuentes. Ni uno solo. No quiero que se siga hablando de cifras de paro, PIB, presupuestos y otras vainas sin que el político de turno diga dónde puede la ciudadanía encontrar esos datos. De forma clara, sencilla, digestible. Ya no les pido que no los cocinen, eso se llama corrupción, sino que los citen. Si los investigadores deben poner en sus trabajos de dónde sacan la información, ¿por qué los políticos y los empresarios no?

Los datos deben ser públicos y comprensibles, que no sean otros los que los interpreten, sino nosotros, una sociedad que está cansada de escuchar en un mismo debate 15 datos diferentes de un mismo tema. Y no saber qué creer.

Déjennos a nosotros que hagamos la lectura de los números. Eso se llama transparencia. ¿Les suena?

matrix

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s