No voy a olvidar

Nuevo Presentación de Microsoft PowerPoint

No voy a olvidar.

No voy a olvidar porque conozco a muchos jóvenes investigadores que han tenido que tirar el futuro por el retrete (30/09/10). No voy a olvidar que en el discurso de investidura, Rajoy no pronunció ni una bendita vez la palabra “ciencia” (21/12/11). No voy a olvidar a todos aquellos que dejaron sus carreras y tuvieron que decir adiós a la Ciencia (24/07/11). No voy a olvidar cómo este gobierno hizo una cruel y sangrienta apología del egoísmo (29/08/11). No voy a olvidar que frustraron las ilusiones de cientos de personas cuando anunciaron que iban a sacar cero plazas (26/01/12). No voy a olvidar que he tenido que gritar “YO SOY DE LA PÚBLICA” para defender un sistema justo y accesible para todos, un sistema que este gobierno se está cargando, si no lo ha dejado ya herido de muerte (12/04/12). No voy a olvidar su ceguera ni su falta de respeto, y por eso yo los maldigo (01/05/12). No voy a olvidar que tuvimos que salir a la calle para gritar por la educación, por la sanidad y por la ciencia, porque #SinCiencia no hay futuro (15/05/12). No voy a olvidar cómo después de rescatar a los bancos tuvimos que soportar que nos echaran a patadas de nuestras casas y hubiera gente que cantara “Bankia, no te via queré, aunque me rebajes el interés” (29/05/12). No voy a olvidar cómo nos humillaron, tanto que tuve que hacer de tripas corazón y decir que no iba a llorar (26/06/12). No voy a olvidar que llegué a gritar en una manifestación “Lo próximo será el derecho de pernada” (24/07/12). No voy a olvidar cómo en menos de dos años destruyeron lo que tanto trabajo había costado alcanzar y llegué a soñar con un cuento de navidad que se titulaba “Érase una vez…” (25/12/12). No voy a olvidar que anhelaba tener ciertas fechas en mi agenda, entre ellas, la de las elecciones generales (08/01/13). No voy a olvidar cómo aumentó el número de suicidios en este país (Educación y suicidios, 05/02/13). No voy a olvidar casos en los que personas murieron por historias de negligencias y recortes (19/02/13). No voy a olvidar que tardaron más de un año en decidir si entrábamos en el mayor proyecto de telescopio terrestre, poniendo en peligro el futuro del sector, cercenando el futuro de la astronomía española (05/03/13). Y aunque finalmente reinó la cordura, nuestra imagen no quedó muy bien parada… No voy a olvidar los ataques al sector de los funcionarios, unos ataques zafios y barriobajeros para desviar la atención de sus verdaderos agujeros negros de corrupción (02/04/13). No voy a olvidar que tuve que echar mano del humor y escribir la carta “Querido futbolista: apadrina a un científico” para ver si se apiadaban de la ciencia española. Ni una respuesta. (11/06/13). No voy a olvidar que todo fue de mal en peor, y que me dije a mí misma “¿Optimismo…? Pues va a ser que no. Y de paso, váyanse a la mierda” (25/06/13). No voy a olvidar la tremenda rabia por los flagrantes casos de corrupción, arropados y protegidos por los gobernantes (30/07/13). No voy a olvidar el continuo intento de hacernos sentir afortunados y agradecidos por lo que es nuestro derecho, usando la trampa de lo lacrimógeno (22/10/13). No voy a olvidar el constante intento de los medios, vendidos, de establecer binomios e intentar hacernos creer que no había alternativa (25/02/14). No voy a olvidar las iniciativas desesperadas de los más jóvenes por llamar la atención sobre su maltrecha situación, lanzando campañas como “Limpio tu casa de basura política” (06/05/14). Ni que la política científica ha ido menguando y ha sido, cada vez, menos científica (21/10/14). No voy a olvidar que han intentado engatusarnos con el bipartidismo y la necesidad de ser de uno u otro bando, cuando la política no es fútbol (ni religión) (02/06/15).

No.

Aunque ahora vengáis con paños calientes.

Aunque queden por el camino muchísimas más voces que la mía. Muchísimos más agravios que no caben en este minúsculo post.

No. No voy a olvidar.

Anuncios

20 comentarios

  1. Para que otros tampoco olviden, sería genial que hiciérais un recopilatorio o informe de cómo ha evolucionado el gasto y reparto en I+D en España, enfrentándolo a las valoraciones del CIS sobre la ciencia y la educación.

    Y sería genial que sacáseis también un artículo explicando qué prometió cada partido en 2011 sobre I+D y qué han hecho, a nivel nacional y en sus comunidades autónomas. Si ese informe saliera antes del 1 de Diciembre, tendríais cuatro días de ventaja antes de que comience la campaña electoral ^_*

  2. A mediados de la década de 1990, mi compañero en la Licenciatura de Ciencias Físicas, uno de los jóvenes más inteligentes que he conocido, con numerosas Matrículas de Honor y una capacidad de abstracción y razonamiento fuera de serie, decidió, muy sabiamente, abandonar cualquier proyecto de ser investigador científico en España, y dedicarse a la docencia.

    En aquella época creo que se destinaban muchísimos más recursos a Ciencia, comparativamente, que ahora. Con eso está dicho todo. Si los becarios científicos tuvieran un mínimo de autoestima, se paralizarían todos los proyectos mañana mismo hasta que no se resuelva el problema, que es de voluntad política.

  3. Pero tenemos toros. Incluso los han vuelto a retransmitir por TV. Ha disminuído la calidad del agua del grifo, al Sanidad, la Educación, la Investigación, las ayudas a la dependencia, han cerrado conservatorios, … pero tenemos toros. Muchos toros. Toros muy españoles, muy machotes y muy españoles y mucho español. No nos podemos quejar. Gracias Rajoy por los toros. Gracias PP.

  4. Bufff que tostón de post, estoy cansado de estos genios de la ciencia que se lamentan porque no han sido capaces de encontrar el trabajo de sus sueños por el simple hecho de tener una carrerilla y culpan a lo ajeno en vez de reconocer que son ellos a lo mejor los que no dan la talla. A trabajar de una vez hombre ya!!

  5. Hace ocho años que trabajo en el sector público sobre carrera investigadora y a dia de hoy no hay NADA que gestionar porque no hay NADA que repartir. Excepto que todo nuestro I+D+i se apunte a La Legión, porque el gasto en investigación militar (valga el quasi-oxímoron) ha subido año tras año mediante un recurso tant estropajoso como repartir dicho gasto entre diferentes partidas de otros ministerios. Siguiendo con La Legión: “Muera la inteligencia”.

  6. ¿Porque tanto miedo a la ciencia? A riesgo de ser reduccionista los poderes fácticos -banca, energéticas, etc- controlan al gobierno y la consigna és no acceder a la educación. Un ciudadano inculto -como el ministro de interior- es pasto de santeros y homeópatas. Un investigador, normalmente, es un doctorado en su ciencia, el nivel más alto de estudios reglados, ergo, un peligro porque piensa. Mújica, el presidente pobre dijo que sus prioridades eran tres: la educación, la educación y, finalmente, la educación.

    La finalidad de los políticos españoles -estatales, autonómicos, locales, me da igual- también tiene tres patas: la ignorancia, la estupidez y Gran Hermano, pero el de luxe, eh?

  7. Somos muchos los que nos dedicamos a las cosas de la ciencia esa. Y jode mucho ver como la gente se deja la vida en intentar conseguir algun ERC para luego tener el trato que tienen aquí. No es país para científicos… y para científicas, ya ni te cuento.

  8. […] Mientras, a Rita Barberá no se le va a investigar hasta después de las elecciones. Bárcenas, Puyoles, Ratos, Cotinos, Alonsos y Marotos, Condes, Urdangarines, Torres y demás sinvergüenzas. La corrupción se lleva dinero de todos los ciudadanos, dinero que debería estar en esos laboratorios, en la educación y en la sanidad (mucho, muchísimo dinero, nuestro, no de ellos). Cuántas camas de hospital perdidas, cuántos contratos que ya nunca se harán, cuántas investigaciones truncadas, cuántas calefacciones de colegios sin gasoil, cuántas putas privatizaciones más (robos a mano armada) tendremos que soportar… Yo ya los maldije cuando todo esto empezó, y ojalá esa maldición se traduzca en juicios y penas de cárcel. Que devuelvan lo robado. Que nunca más en este país quede impune un robo de tamañas magnitudes. Cuánta rabia, señoras y señores. Cuánta rabia pura. Y, como llevo ya unos años diciendo, “No voy a olvidar“. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s