Las malas madres

Portada del libro Malas Madres
Portada del libro ‘Soy buena mala madre’, del Club de Malas Madres.

Llega a mis ojos una web, El club de malas madres, en la que no habría reparado de no darse la circunstancia de que en breve lo seré yo. No mala madre, sino simplemente madre, sin adjetivo, y me quedo pensando un buen rato. Les anuncio, de entrada, que escribo esto a las 3:30 am y no precisamente por gusto propio, sino porque ya entré en esa fase de insomnio odiosa que se acentuará muy pronto. Por lo tanto, puede que parte de mis aseveraciones estén cargadas de dramatismo nocturno, aunque el fondo de la cuestión sea el que quiero exponer.

Nunca he sido fan de las superwoman, esas mujeres capaces de trabajar fuera, llevar la casa, tener al niño impoluto…; creo que no hacen un bien a esta sociedad en la que el reparto de cargas aún no es equitativo, pero reconozco también que a muchas no les queda otra opción que serlo.

Tampoco creo en esas máximas absurdas de “la llamada de la selva”, “el instinto de la maternidad” y un par de pajadas más. Seamos sinceras: ese momento no existe, porque siempre tendremos mil proyectos anteriores que hacer, bien afanándonos en nuestros trabajos (quienes tengamos la suerte de tenerlo), volviéndonos locas buscando uno o simplemente disfrutando de una puesta de sol en alguno de nuestros viajes estivales (sí, ese que yo me estoy perdiendo este año por la inminencia de los acontecimientos).

Así que la maternidad, salvo que seamos una Paulina Rubio cualquiera, una infanta o una reina, es difícil que esté en nuestras prioridades de vida; por eso cada día más mujeres deciden no serlo, con el consecuente aluvión de críticas de la sociedad en la que vivimos. Ya escribía de esto mi compañera de blog Paushada el año pasado y razón tiene.

En estos días en que espero, desespero más bien, me pregunto sin resquemor alguno si para ser madre hay que tener algún instinto especial, porque yo, les confieso, no lo tengo. Seré madre porque así lo hemos decidido mi pareja y yo, pero no por una llamada especial ni ninguna chorrada de esas. Es algo más sencillo: estamos en los 40 y el tiempo biológico, lamentablemente, se nos agotaba.

También confieso (les recuerdo que son las 3:39 am) que los bebés y futuros infantes no me gustan especialmente; quiero decir que no son mi debilidad, como el buen chocolate, y que también habría sido feliz si hubiéramos decidido no ser padres.

Así que no me pregunten entonces por qué hemos tomado esta decisión, más allá de nuestra edad, porque tampoco tengo una respuesta contundente. Simplemente quisimos, no hay más. Pero ya que voy a ser madre, lo que sí tengo claro es que no quiero asemejarme a una superwoman ni está entre mis planes, aunque como sucede con tantas cosas en la vida, mejor no escupir al aire. Si eso sucediera, queridos, los autorizo a que me den un par de cogotazos bien dados.

(A ver si por la mañana, cuando lea esto, sigo pensando igual ;-))

Anuncios

3 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con que no es necesario ser madre, ni padre.
    Le decía a una amiga, que se lamentaba un poquito de no haberse decidido, que esto es circunstancia, no esencia y nadie queda incompleto por no serlo.
    Pero cuando tienes un hijo, ya no entiendes otra manera de vivir. Entiendes por primera vez lo que es dar sin esperar a recibir. Parecerá “ñoño” pero es verdad.
    Solo hay un peligro; no educarlos, que siendo difícil se hace con alegría (que no me escuchen los míos) sino dejarlos ser ellos mismos, entender que no tiene que cumplir ninguna y menos tus expectativas.
    Tampoco los padres deben dejar de ser “personas”, bueno, los dos primeros años vale:) pero después no sirve la disculpa de un hijo para nuestras frustraciones.
    Si vais a ser padres, seréis muy felices ( también lo serías sin niños) eso sí; que la fuerza os acompañe! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s