15.000 kilómetros

Siete meses a 15.000 kilómetros es mucho tiempo para dos personas que se quieren. Lo bueno es que, como todo, pasa y deja cientos de experiencias, positivas o no, para recordar. El ciclo ya llegó a su fin y son varias las reflexiones que me rondan, si te encuentras en una situación parecida igual te sirven de algo.

Para empezar, no veas la película 10.000 kilómetros: “Alex y Sergi, una sólida pareja de Barcelona, acaricia la idea de tener un hijo, pero, inesperadamente, Alex consigue una beca de un año en Los Ángeles, lo que supondría un año de relación a 10.000 Km de distancia”. (Filmaffinity). Al menos yo no la vi, a pesar de que me la recomendaron encarecidamente, el miedo a que me provocara más miedo ganó la batalla contra la inquietud por ver un peliculón.

Muy importante, no escuchar  los fabulosos comentarios de la gente, lo harán con muy buena intención (o no) pero te dejan con un vacío en el estómago que no se llena con chocolate. Los del tipo “Lo peor es que se acostumbran a estar solos” se quedan rondándote la cabeza y en los momentos de flaqueza, zas, aparecen para llenarte de dudas. Los graciosos en plan “a estas alturas ya se habrá tirado a todas las mujeres del país” acompañados  con unas risas escandalosas… se los pueden meter por el culo. Puñetera gracia tienen. Y los de: “¿Ya? ¡Qué rápido pasó el tiempo!” Nos ha jodido, será a ti, a mí me ha dado tiempo de acabar con la producción anual de tabletas de Cadbury.

Cartel de la película 10.000 kilómetros.
Cartel de la película 10.000 kilómetros.

Otro mito caído: el sexo a distancia es una mierda. Tal cual, mucho Skype, Facetime, Hangouts y hasta Whatsapp, pero a la hora de la verdad es un auténtico coñazo y agota. Los ‘espera, no te veo’,  ‘te quedaste congelado’, ‘ahora, quédate ahí’ y  ‘joder, se volvió a cortar’ le quitan toda emoción al momento y hasta las ganas.

Ojo con las expectativas si viene de visita unos días, sigue haciendo oídos sordos a la gente que parece estar más emocionada que tú y empiezan a imaginarse (y compartir contigo) toda clase de situaciones fantásticas que te terminan contagiando. Ellos se van a su casa con sus rollos y tú te quedas generando una serie de situaciones idílicas que luego no se cumplen. Todo sigue siendo normal, el que no era romántico, no sufre un cambio radical por estar a distancia…

La diferencia horaria es otra gran faena, cuando él se levanta, tú te vas a la cama y mientras él pasa la tarde después del trabajo relajado, tú estás en pleno follón de curro, así que las ocasiones para hablar con calma son bastante escasas. Para eso  el whatsapp ha sido un gran invento, hasta el punto de llegar un momento en el que hablas más por ahí que por teléfono y las conversaciones en directo se limitan a: “Hola, qué tal, muy bien, con mucho curro, todo perfecto, los niños bien, hablamos luego, te quiero”.  Y si quieres contar con él para alguna decisión importante que surge de repente, olvídalo, justo en ese momento o está durmiendo o no tiene cobertura o cualquier otro efecto más de estar a 15.000 kilómetros. Tendrás que decidir tú y atenerte a las consecuencias.

Otro aprendizaje es que hay que apuntarse a todos los planes que surgen, te apetezca o no. De excursión, de cena, un cine, una caña, un café, cualquier excusa es buena para charlar y gastar las palabras que no le dices a él, porque si no se van a cumulando en la boca del estómago en forma de pelota dura y luego para que salgan es un follón. Además, el tiempo pasa más rápido si lo ocupas en algo que entretenga.

Lo cierto es que todo pasa. El tiempo, más o menos rápido, te lleva al final de ese periodo y la experiencia es dura pero se aprende mucho. Eres capaz de buscar recursos para todas las situaciones inesperadas que se presentan y de todo se saca una enseñanza. Con todo eso en la mochila comienzas una nueva etapa, ahora veré 10.000 kilómetros

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s