¡Ay, Varoufakis!

Yanis-varoufakis
Yanis Varoufakis.

A ver, que no se malinterprete ese suspiro del título. Que sí, que si nos ponemos frívolas, el señor ministro, ex desde esta mañana, es un hombre apuesto e interesante (vamos a ser educadas). Mi interjección va más en otra línea, en la de alabar unos principios férreos, acordes a una forma de entender la política y la realidad de Grecia, incorruptibles a prueba de ‘merkelazos’ y su tropa.

El ‘no’ de ayer en el referéndum para decidir si el pueblo griego aceptaba las exigencias de la Troika y supuestamente salvar su economía han supuesto una victoria para Tsipras, Varoufakis y toda la sociedad helena, harta de tantos ajustes, que han ido a parar siempre a los mismos bolsillos y que han empobrecido a un país cuyos gobiernos anteriores se rieron de sus ciudadanos con una gestión pésima.

Yanis Varoufakis, ya exministro de Economía, ha sido en siete meses el azote de los hombres de negro, de estos poderosos gobernantes europeos que se hacen llamar acreedores, como si la deuda contraída por Grecia con ellos no los hubiera enriquecido también. Es un ‘te presto a un alto interés, me enriquezco, pero me tienes que devolver en tal plazo lo prestado más mis cuantiosos intereses; de lo contrario amenazo a tu pueblo con que pueden salirse del euro’. ¡Oh! ¡La hecatombe! Para eso, el Nobel de Economía Paul Krugman lo resume perfectamente hoy en este artículo publicado en El País, donde asegura que “la democracia importa más que cualquier acuerdo monetario”.

Ahora, con una altura moral digna de aplauso, opta por apartarse para que Tsipras pueda negociar con más holgura, consciente de que no gusta su dureza en el Eurogrupo. Solo espero que el primer ministro griego esté a la altura de su colega y sepa interpretar correctamente el mensaje de su pueblo: sí a Europa, sí al euro, pero no con las condiciones que venían exigiéndoles.

Anuncios

4 comentarios

  1. Lo de apuesto ha sido muy sutil jajajaja

    Ahora en serio, Varoufakis ha quedado como un señor, se va para hacerle un favor a su gobierno y a su pueblo. Ahora solo falta que los demás no lo estropeen.

    Es la primera vez en mi vida que veo que una dimisión encumbre aun más a una persona.

    • Totalmente de acuerdo con tu análisis, Sandy, un hombre digno y de principios. Gracias por tu aportación 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s