Caminos de valor

Foto de elenanodelcuento, 20 de junio de 2015.
Foto de elenanodelcuento, 20 de junio de 2015.

Descubrimos en Tenerife muchos caminos que han perdido su uso original, pero no por ello su valor. Se trata de veredas y senderos tradicionales cargados de historia y biodiversidad. Surgen iniciativas públicas y privadas para valorarlos, recuperarlos y conservarlos.

Transitaron por estas sendas: lecheras, carteros, pastores… rebeldes políticos… guanches… Acumulan siglos de historia, de rutas comerciales, batallas, huídas, conquistas; y siglos de historias, de vivencias personales que están documentadas o podemos imaginar. Esos tinerfeños no las recorrían como lo hacemos hoy en día, peltrechados con botas de montaña, palos, gps y móviles. Lo hacían con alpargatas roídas, portando mucha carga, en ocasiones bajo la lluvia y probablemente acompañados de la necesidad o el miedo. También el valor de todas y cada una de esas historias lo atesora el camino.

La amplia red de caminos de la isla constituye un importante patrimonio natural y cultural. Su conservación requiere la implicación de todos los entes sociales, desde pequeños grupos vecinales, hasta el propio Cabildo de Tenerife. Citamos tres interesantes proyectos concretos como muestra, muy diferentes entre sí:

– Fundación Santa Cruz Sostenible. Su misión es defender y promover políticas de sostenibilidad en el municipio capitalino, buscando el compromiso de los ciudadanos, con el objetivo de convertirlo en un referente internacional. Está patrocinada por el ayuntamiento de Santa Cruz y por la Fundación Cajacanarias. Entre otras actividades, organizan charlas y rutas guiadas relacionadas con estos caminos (Anaga a pie).

– Amigos de la Cañada. Colectivo impulsado por Miguel Pérez Carballo, que ha desarrollado un trabajo de investigación y documentación sobre el antiguo camino ganadero que circunda la ciudad de La Laguna. El anillo peatonal de la vega lagunera, de unos 27 km., posee un relevante valor etnográfico que han defendido ante la administración local. Gracias a su empeño, contará con reconocimiento en el nuevo Plan de Ordenación.

– Desaplatánate. Organización comunitaria que está llevando a cabo una campaña contra el rabo de gato. Planifican laboriosas limpiezas a mano de esta planta foránea tan invasiva, para proteger a la flora autóctona y endémica. Sus esfuerzos se centran en informar del grave problema que supone la presencia de esta especie en nuestros espacios rurales y en evitar que se expanda y se introduzca en Anaga (puedes seguirles en Facebook para estar informado de las próximas limpiezas y participar como voluntario).

Pasear por estos caminos te hace viajar en el tiempo y a través de un collage de paisajes. Debemos concienciarnos todos de su elevado valor y de su gran potencial. Conocerlos, cuidarlos y reconocer el privilegio que tenemos de poder disfrutarlos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s