El alivio de una tarde

Los millones de sirios que han conseguido escapar a otro país y lo pueden contar desde la distancia se enfrentan a problemas económicos y de integración. Al salir de la guerra con el enorme desgaste emocional sobre los hombros se hace difícil encontrar oportunidades y formar una nueva vida, aunque los que llegan a Turquía lo hacen con un shoukran por delante.

El idioma es el peor de los obstáculos, pues dificulta el acceso a hospitales públicos, escuelas, trabajo, alojamiento…

Photo: Andrés Gutiérrez & Sheila Torres www.co-report.org
Photo: Andrés Gutiérrez & Sheila Torres
http://www.co-report.org

Por esto fundaron AD.DAR en 2014, Mazen, Hussam y otros compañeros voluntarios. En su centro Hatem, Hussam, Nawras, Dewa y el resto, ayudan a niños y jóvenes refugiados de guerra a integrarse en la sociedad turca. Ofrecen cursos y actividades para hijos de familias recién llegadas y les ayudan a encontrar una escuela siria en la que los puedan admitir.

A los jóvenes, en su mayoría sirios o palestinos, les imparten gratuitamente talleres de idiomas (inglés, turco y árabe), de fotografía, de pintura… Así, al menos, pasan unos ratos desconectados de su condición y sus recuerdos del conflicto. Y para los más pequeños, el pasado abril comenzaron las actividades los domingos. Cinco horas de distracción: juegos, canciones, películas y su favorita, ¡la plastilina!, todos gritan a la vez cuando Hussam saca la caja de las plastilinas de colores. Cinco horas en las que se lee una impagable emoción en sus miradas y en las que apenas paran de reír y dar voces.

También los monitores hacen de tripas, corazón para evadirse de su situación y la de sus familias aún atrapadas entre bombas barril y disparos, de las que en cualquier momento podrían escuchar las peores noticias. “Los chicos hacen muy buen trabajo”, afirma Mazen resaltando el altruismo y la capacidad de todos los que se acercan a echar una mano.

Desde abril, los domingos, como hoy, hay un rincón en Estambul donde se colectan y devuelven sonrisas y alegrías, a pesar de compartir con esos niños una realidad tan dura como inconcebible a nuestros ojos distraídos con La Voz y Supervivientes.

Photo: Andrés Gutiérrez & Sheila Torres www.co-report.org
Photo: Andrés Gutiérrez & Sheila Torres
http://www.co-report.org
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s