La destilería

Tengo todos los permisos y he inventado todos los cimientos. He visto dónde deben ir las ventanas y he imaginado cómo olerá por dentro.

Voy a instalar una destilería de clase, compostura, estilo y saber estar, que creo que hacen falta. A ver si así aprendo.

Voy a subir a los altares a personajes que juzgan porque ellos no tienen mácula, porque escriben y nunca tachan,

porque nunca tienen memoria.

Porque se lo perdonan todo aunque a ti no te dejen ni un lunar fuera de sitio.

Voy a fabricar alcoholes en los que embriagaré hasta las ramas del árbol,

los flecos del pendiente, los volantes del vestido.

Voy a premiar anualmente la duda, la cabeza agachada y la mirada baja,

para ver si así, como siempre decimos que preferimos lo contrario,

cambian las modas y alguien mira de frente.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s