La/el cura del ébola

Miguel Pajares y George Combey en Liberia. Fuente: ABC.
Miguel Pajares y George Combey en Liberia. Fuente: ABC.

 

El señor de la izquierda es Miguel Pajares. El de la derecha es George Combey. Ambos son sacerdotes. Miguel enfermó de ébola tras veinte años trabajando en ese país, de medios limitados. Está mayor y tiene problemas cardiacos. Llevo todo el día leyendo críticas. Dicen que si se tratase de otra persona no habrían removido cielo y tierra para traerlo de vuelta a casa (como el caso de la española que enfermó en Argentina: no la repatriaron y falleció lejos de su hogar). No lo sé. Me preocupa que este país de pandereta que recorta en sanidad y hace las cosas sin pensar y sin escuchar a los profesionales esté cometiendo una locura. Me preocupa porque los propios implicados avisaron de que España ya no tenía centro para atender pandemias y enfermedades emergentes.

Carpetazo. Total, “pa qué”, si aquí no va a llegar nada de eso ¿no? Aunque los guardias civiles atiendan a inmigrantes día sí y día también sin un protocolo. Y ustedes me dirán, ¿adónde quiere ir a parar?

A ningún sitio. Pero me pregunto si se habría montado este lío (con teorías conspirativas incluidas, muy bien despejadas en este artículo) si, en vez de un cura, fuese una persona de una ONG, o un turista, o un médico. Creo que todas las personas tienen derecho a una asistencia médica. Lo más indicado habría sido enviar ayuda al lugar y atenderlos allí… Pero ya está hecho. Yo no tengo creencias religiosas, ninguna es de mi agrado, más bien al contrario, me generan recelo. Pero si hemos de criticar la acción de repatriación de este enfermo que sea porque lo han hecho como el culo, no porque el afectado en cuestión sea un cura.

Un comentario

  1. “Si, en vez de un cura, fuese una persona de una ONG, o un turista, o un médico”… cabe la duda de si le hubiesen repatriado. Y eso es lo inquietante.

    “Creo que todas las personas tienen derecho a una asistencia médica. Lo más indicado habría sido enviar ayuda al lugar y atenderlos allí”. Correcto. Pero si te traes a uno, ¿con qué excusa se deja morir a los otros? ¿Porque no son españoles?

    Para mi el error fue el agravio comparativo con sus compañeros. Más que el traérselo o no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s