Jóvenes investigadores: el futuro por el retrete

“Tres jóvenes entran en el mercadona bajo la mirada atenta de las amas de casa, los rodríguez y la no tan atenta pero aterrorizada mirada de los jubilados. Uno distrae a la cajera, otro al guarda y el tercero roba de una sola tacada todos los guantes de plasticucho para toquitear la fruta. Sale corriendo y capta suficiente atención para que sus compañeros roben toda la lejía que puedan, el punto de encuentro es la parada del autobús para subir al campus.  -Sabíamos que venían a robar algo- Afirma una de las cajeras -Vienen por lo menos una vez por semana-”.

Así comienza el simpático (y dramático) artículo de un colega investigador (titulado “El 2015 no está tan lejos“) que acaba de marcharse a Estados Unidos en busca de algo mejor de lo que tiene aquí. Conocí a este joven prometedor en un congreso de comunicación social de la ciencia. Es investigador y hace divulgación de su trabajo (una rara avis, espero que muchos se contagien). Luego, he vuelto a encontrármelo un par de veces en unas reuniones que hace un grupo de comunicadores de la ciencia. Nos juntamos para hablar de ciencia, de proyectos, de divulgación… y últimamente de crisis. Se trata de una cuestión filosófica. Si realmente queremos cambiar de modelo, sólo hay que mirar hacia países con más experiencia y más solera en esto de elegir qué modelo económico es más fiable.

En Alemania “se ha alcanzado un pacto por la investigación, con amplio consenso de las fuerzas políticas y los agentes económicos y sociales, que garantiza presupuestos adicionales para las distintas instituciones científicas germanas”. Qué envidia más grande, señores. No se pierdan el artículo: “La única forma de salir de la crisis es invertir en cerebros“. Y, al ladito, nos encontramos a nuestro colega escribiendo “Yo por ahora marcho de este país para ver otro donde probar suerte más tarde. Porque yo no voy a quedarme a pinchar a nadie con un bisturí, ni a amedrentar a cajeras del mercadona. Y aún así antes muerto que tirar mi formación por la borda. Si a este país no le importa el progreso no será mi país.”

Qué triste…

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s